Cómo desinstalar Windows 8

Hace poco que Windows 8 salió a la luz oficialmente en su versión Beta y desde entonces han sido muchos los que se han aventurado a instalarla en sus ordenadores para echar un vistazo. Es gratis, es relativamente rápido y te deja toquetear el nuevo Windows antes de que se lance comercialmente al mercado el año que viene. Si a estas alturas todavía no lo probaste pero tienes curiosidad, todavía estás a tiempo de descargar Windows 8.

La cuestión es que esta versión de Windows no deja de ser una Beta de prueba que tendrá mucho que ver con la versión definitiva, pero todavía sufre de bugs y algún que otro problema, por eso, si has llegado a este artículo es porque querrás desinstalar Windows 8 después de probarlo a la espera de que salga la versión oficial. ¿Quieres liberar espacio en tu disco duro? allá vamos:

En primer lugar, partiremos de la base de que has instalado Windows 8 en una partición compartiendo una parte de tu disco duro con otra versión de Windows. En este caso, la solución pasa por formatear la partición que contiene Windows 8 dejando libre todo el espacio que ocupaba en el disco.

Antes de comenzar, recuerda que es recomendable realizar una copia de seguridad de todos tus archivos importantes en algún disco duro externo o utilizando algún servicio de almacenamiento en la nube porque, teóricamente, no tiene por qué pasar nada, pero siempre es mejor cubrirse las espalda.

La desinstalación no puedes hacerla desde dentro de Windows 8, sino desde fuera. Así que en primer lugar lo que deberías hacer es arrancar tu sistema en Windows 7, XP o la versión principal de Windows que tengas activa.

En segundo lugar, para eliminar Windows 8 lo que haremos será formatear la partición donde está instalado. Para ello abre la carpeta ‘Mi PC’, ‘Mi Computadora’ o ‘My Computer’ dentro de tu sistema u otra donde aparezca el icono que corresponde a la partición que contiene Windows 8.

Una vez localizado el icono, haz click con el botón derecho del ratón sobre él y selecciona la opción ‘Formatear’.

Una vez formateado, todo el contenido de la partición desaparece, incluyendo Windows 8 y el resto de archivos que estuvieran presentes.

Eliminar Windows 8 del menú de arranque del sistema

Sin embargo, ahí no acaba todo, porque si reinicias tu ordenador verá que todavía sigue apareciendo ahí en el menú de arranque. Solo que si seleccionas arrancar desde Windows 8 a estas alturas lo que conseguirás es un error de arranque. Lógico.

Eliminar Windows 8 del menú de arranque requiere trabajar un poco más de trabajo y es algo un poco más complejo. Afortunadamente, existen algunas herramientas en forma de pequeños programas fáciles de manejar que te ayudan a realizar el trabajo en pocos pasos.

Una de estas herramientas es Bootice, un software que te permite realizar operaciones sobre las particiones de tu disco duro y también realizar modificaciones en el menú de arranque. Puedes descargar el programa aquí.

Una vez que has descargado e instalado Bootice, ejecútalo y verás que simpelemente se trata de una pequeña ventana flotante con algunas opciones. La que nos interesa está dentro de la pestaña BCD Edit, esta opción nos da acceso al menú de arranque de Windows, tan solo selecciona la opción ‘The System BCD’ y luego pulsa el botón ‘View/Edit’.

Aquí verás la lista de sistemas operativos instalados. Uno de ellos debe ser ‘Windows Developer Preview’. Selecciónalo con el ratón y haz click sobre el botón ‘Del’ arriba a la derecha. *Ten cuidado aquí porque si te equivocas de opción eliminas lo que no debes.*

Una vez terminado lo que encontrarás en tu sistema es una partición vacía que puedes reservar para guardar archivos o reservarla para realizar futuras instalaciones de otros sistemas operativos que aparezcan, como nuevas versiones de Windows 8.

Sin embargo, todavía tienes otra opción más, la de unir el espacio que has liberado al desinstalar Windows 8 con la partición primaria y volver a tener una sola partición con todo el espacio disponible del disco junto. Si es esto lo que quieres hacer de nuevo puedes hacer uso de alguna herramienta que hace el trabajo por tí fácilmente.

Concretamente, una de ellas es Partition Magic, una aplicación ya clásica en el mundo del PC que, en un par de clicks, es capaz de unir varias particiones en una sola. Artículo fuente basado en addictive.

** Actualización Si durante la instalación de Windows 8 realizaste una instalación limpia seguramente machacaste Windows 7. En este caso lo notas porque al encender el ordenador directamente aparece Windows 8 sin el menú de arranque. Si lo hiciste así significa que tienes que reinstalar tu versión anterior de Windows utilizando el disco de instalación.

Deja un comentario