10 Trucos para acelerar tu Mac ¿demasiado lento de repente?

Si tienes un iMac, MacBook o cualquier Mac en general ya sabrás que son máquinas que normalmente funcionan de forma muy fluída y que es raro que vayas a encontrar un error o un ‘cuelgue’ del sistema.

Sin embargo, con el tiempo es inevitable que vayas instalando más aplicaciones y es posible que algunas de ellas consuman más recursos de los que tienes disponibles. Como resultado tu Mac ya no va tan rápido como antes, tarda más en arrancar y apagarse y cuando haces click sobre un icono para lanzar una aplicación ya no salta inmediatamente como antes.

En estos casos, la solución más radical pasa por el clásico de volver a reinstalar el Sistema Operativo y los programas que utilizas. Esta opción es el arma pesada para eliminar basura y software que instalaste alguna vez pero que no utilizas pero, sinceramente, ¿quién quiere meterse en eso? que si hacer una copia de seguridad, un listado del software ya instalado, guardar configuraciones, … quizás puedas hacer que tu Mac vuelva a correr de una manera más sencilla sin tener que reinstalar nada, tan solo siguiendo estos trucos que hemos recopilado para tí:


Limpia tu Escritorio de Elementos

Cada icono que se carga en tu escritorio a la hora de arranque significa más tiempo de trabajo para el ordenador. Lo que es peor, cada icono que encuentres está consumiendo recursos del sistema aunque sea mínimamente, así que si tienes el escritorio repleto de iconos por todas partes una buena idea es eliminarlos de ahí y guardarlos en el directorio de ‘Documentos’ o quizás en alguna carpeta especial. Luego, esa carpeta sola sí puedes dejarla en el escritorio o incluso en el Dock para acceder a su contenido fácilmente.

Otros elementos que puedes reducir son los iconos que aparecen en el Dock. Si tienes el dock repleto de iconos de izquierda a derecha de la pantalla es posible que sea una de las causas que hagan que tu Mac se haya vuelto algo más lento. Deja solo aquellos que utilices de verdad y el resto guárdalo en carpetas de fácil acceso.


Libera espacio en el disco duro

En general, a más espacio libre en el disco duro mejor. Tampoco hay que pasarse con esta idea y utilizar solo el 1% del espacio, el disco duro está para ser utilizado, pero de forma sensata. Por ejemplo, tu Mac lleva un índice en el que incluye cada archivo que tienes en el disco duro. De esta manera puede ofrecerte resultados rápidos cuando realizas una búsqueda con Spotlight entre otras cosas y es fácil imaginar que no es lo mismo tener que indexar y procesar cien mil nombres de archivos que cincuenta mil, por poner solo un par de cifras.

Liberar espacio en el disco pasa por eliminar archivos que ya no necesitas y desinstalar aplicaciones que ya no utilizas. Un ejemplo son los archivos comprimidos que descargaste alguna vez (.zip, .tar, .tar.gz, .rar, etc.) y que ya descomprimiste o quizás archivos de instalación de programas que hayas instalado (.dmg).

Estos archivos a veces son bastante grandes, normalmente, los tendrás guardados en la carpeta de ‘descargas’ o en el Escritorio y, aunque no lo parezca, con el tiempo se acumulan y pueden ser bastante numerosos. Puedes eliminarlos si ya no los necesitas o, si no estás seguro, simplemente moverlos de sitio desde el disco duro a un pendrive o a un DVD como copia de seguridad.

Igualmente es posible que te encuentres con un buen número de fotografías, archivos de música, etc. Mueve todo lo que puedas a unidades externas.

Otro punto importante es la Papelera de Reciclaje ¿cuándo fue la última vez que la vaciaste? Si fue hace mucho es posible que estés ocupando gran cantidad de espacio en disco innecesariamente.


Desactiva Spotlight

Spotlight es una pequeña pero poderosa herramienta que utiliza tu Mac para ayudarte a encontrar archivos en tus discos. Seguramente ya lo utilizaste alguna vez y descubriste cuán potente es pero el coste de su uso es que el programa estará funcionando en segundo plano de forma casi continuada y esto puede llevar a que tu Mac, de repente, se vuelva lento en ocasiones. Si este es tu caso cabría preguntarse ¿realmente necesitas hacer uso de las búsquedas? Si puedes pasar sin ellas en tu Mac puedes desactivar Spotlight utilizando este comando:

sudo mdutil -a -i off

Si luego de probarlo te arrepientes o no notas que haya servido de mucho puedes volver a activarlo con este otro comando:

sudo mdutil -a -i on

(* Por si tienes dudas: los comandos en Mac son órdenes que ejecutas mediante líneas de texto. Para ello mira en Aplicaciones->Utilidades->Terminal, ahí verás que se abre una caja donde puedes comunicarte con tu Mac de esta manera.)

Los comandos anteriores desactivan totalmente Spotlight, pero otra opción menos radical es acceder a las ‘Herramientas del Sistema’ y a las opciones de ‘Spotlight’. Aquí verás una ventana donde puedes indicar dónde quieres que se realicen búsquedas y dónde no:

Si accedes a la pestaña ‘Privacidad’ verás que puedes añadir o eliminar de la lista de Spotlight unidades de disco al completo, para ello solo tienes que utilizar los botones + y – que aparecen abajo.


Vigila tu Monitor de Actividad


El Monitor de Actividad es una útil herramienta que puedes encontrar en Aplicaciones->Utilidades. Una vez que ejecutas el programa verás que aparece una ventana mostrándote la actividad que se está produciendo en tu Mac.

Verás que aparece mucha información, pero las que nos interesan son dos columnas, la que indica ‘CPU’ y ‘Mem. Real’. La primera de ellas te indica cuánto uso del procesador consume cada aplicación y la segunda la cantidad de memoria.

Puedes hacer click sobre una de las cabeceras para que las aplicaciones más ‘absorbentes’ aparezcan arriba en la lista y puedas pillarlas con las manos en la masa.

Este truco es ideal para utilizar en esos momentos en los que el ordenador comienza a enlentecerse y no sabes por qué. Una vez que has detectado a las aplicaciones en cuestión ya es cosa tuya dejar de usarlas o buscar alternativas menos devoradoras de recursos.


Consigue más memoria o una unidad SSD

Este truco va más allá de las opciones de configuración y es el único de los que vemos aquí que no es gratis, pero es posible que en muchos casos te haga ahorrar dinero, sobre todo si estás pensando en comprarte un nuevo ordenador más rápido que el que tienes actualmente.

En muchos casos, el problema que lleva a un ordenador a volverse lento es la falta de memoria RAM. Cuando esto ocurre, la computadora necesita hacer uso del lento disco duro con más frecuencia y, en conjunto, el ordenador se vuelve lento. En ocasiones muy lento.

Por lo tanto, es posible que comprando algo de memoria RAM te ahorres tener que comprar un ordenador nuevo.

De la misma forma, substituir un lento disco duro por una moderna memoria SSD hará literalmente que tu ordenador sea más rápido de lo que lo fue nunca. Aunque desafortunadamente te encontrarás con que las unidades SSD son todavía algo caras y, en el caso de un Mac, no son fáciles de instalar en substitución de un disco duro.


Comprueba los elementos de arranque


Si tu Mac tarda a la hora de arrancar puedes comprobar si existe algún elemento en concreto que esté teniendo parte o toda la culpa. Puedes ayudarte a comprobarlo accediendo a las ‘Herramientas del sistema’ y luego ‘Cuentas’. Desde ahí puedes acceder a tu cuenta de usuario en el ordenador. En la pestaña ‘Arranque’ ves una lista de programas que se cargan durante el arranque del Mac. Desactiva las casillas de aquellas que no necesites.


Utiliza Safari para navegar y las versiones más rápidas de tus aplicaciones

Si sueles navegar por Internet, hay que decir que Safari es la opción más rápida en un Mac y la que consume menos recursos. Si buscas otro navegador inténtalo con Chrome, pero si usas Firefox ten en cuenta que tiende a consumir más recursos y a ser más lento. De la misma forma, otras aplicaciones que utilices de forma cotidiana quizás tengan una alternativa igualmente útil pero que no enlentezca el sistema.


Elimina elementos del Dashboard

El Dashboard te permite tener acceso a un buen número de pequeñas herramientas la mar de útiles en más de una ocasión, pero el precio que tiene es que una vez que lo has cargado muchas de estas herramientas se mantienen ejecutándose en segundo plano y consumiendo memoria RAM. Elimina del Dashboard aquellos elementos que realmente no necesites. Para descubrir cuáles son los mayores ‘devoradores de recursos’ haz uso de Aplicaciones->Utilidades->Monitor de Actividad.


Utiliza un optimizador

Como último recurso, existen programas como OnyX que se encargan de ayudarte a configurar opciones que hagan que tu Mac sea algo más rápido. Además incluye algunas funciones que realizan tareas automáticas como limpiar la caché del navegador periódicamente o eliminar archivos temporales.


¡Reinicia el equipo!

El hecho de que los Macs tengan esa tendencia natural a no colgarse por más tiempo que lleven encendidos lleva a muchos a no apagar ni reiniciar sus equipos en días o semanas. Si eres de esos considera un reinicio de vez en cuando que limpie archivos temporales y libere algo de basura que pueda haberse quedado en RAM, sobre todo si notas que se volvió algo lento.

Como truco extra, puedes comprobar cuánto tiempo lleva tu Mac encendido accediendo al terminal (Aplicaciones->Utilidades->Terminal) y tecleando:

uptime

One Comment

Leave a Reply
  1. Y cuales son los trucos ? Truco es algo que la mayoría no conoce. “reinicia el equipo” “consigue más memoria”… por favor!

Deja un comentario