Cómo desinstalar Windows 8 si lo instalaste junto con Windows 7

Cuando Microsoft anunció el lanzamiento de Windows 8 Consumer Preview muchos se apresuraron a descargarlo e instalarlo en su ordenador. A pesar de ser una versión Beta de lo que será la nueva versión del Sistema Operativo de Microsoft lo cierto es que la tentación de probarlo era demasiada para los geeks más impacientes.

La cuestión es que después de haber probado y testeado esta versión de prueba de Windows 8 es posible que estés pensando en liberar espacio y desinstalarlo, al menos hasta que la versión definitiva de Windows 8 esté disponible.

Desinstalar Windows 8 no es una tarea que puedas realizar de forma automática, ni siquiera borrando los archivos de la partición donde la hayas instalado. Aquí vamos a ver cómo puedes hacerlo de forma efectiva y relativamente rápida.

Antes de comenzar, avisar de dos cosas. Una de ellas es que el hecho de desinstalar un Sistema Operativo puede dar lugar a errores tales que hagan que pierdas toda la información en tu disco duro. Deberías hacer copias de seguridad de tus archivos antes de comenzar y ser consciente de que corres el riesgo de tener que reinstalarlo todo de nuevo.

La segunda es que este artículo está orientado a aquellos que tienen instalado Windows 7 junto con Windows 8. Si tienes otros sistemas operativos instalados deberías probarlo con cuidado.

Eliminando Windows 8 del arranque del equipo

Para conseguir la desinstalación vamos a recurrir a una herramienta llamada Bootice. Esta aplicación está ideada para modificar y editar MBR y el gestor de arranque de tu ordenador. El gestor de arranque es, básicamente, un pequeño software que se ejecuta al poco de encender el equipo, entonces te muestra un listado con los sistemas operativos que tengas instalados para que selecciones el que quieras utilizar para arrancar. En nuestro caso, cuando enciendes el ordenador este menú debería mostrarte el arranque dual con Windows 7 y Windows 8. Lo primero que vamos a hacer es eliminar Windows 8 de este menú de arranque.

Bootice es un software gratuito, así que puedes descargarlo libremente aquí desde Windows 7. No realices esta operación desde Windows 8 porque es la versión que vamos a eliminar.

Una vez descargado el programa solo tienes que ejecutarlo. Verás que se abre una ventana con varias pestañas en la parte superior.

De estas pestañas selecciona la opción ‘BCD Edit’ y luego haz click sobre el botón View/Edit. Esto te dará acceso a la ventana de modificación del gestor de arranque.

En esta ventana aparecerá a la izquierda una lista con los Sistemas Operativos que tienes instalados. Según nuestro ejemplo verás Windows 7 y Windows 8. Selecciona Windows 8 y a continuación haz click sobre el botón ‘Del’ que aparece a la derecha.

De esta manera eliminas Windows 8 de la partición de arranque de tu equipo. Para que los cambios se hagan efectivos haz click sobre el botón ‘Save Current System’ que aparece en la parte inferior de la ventana.

En teoría, con este paso has eliminado Windows 8 del arranque de tu equipo y has dejado solo Windows 7. Comprobarlo es tan sencillo como reiniciar el equipo. Al hacerlo verás que entra directamente en Windows 7 sin mostrar ningún menú.

Recuperando el espacio de Windows 8 en el disco duro

Aunque hayamos eliminado Windows 8 del menú de arranque, todos los archivos están ahí y el espacio que ocupaban no está liberado todavía.

El siguiente paso sería eliminar estos archivos de Windows 8.

La forma más sencilla de hacer esto desde Windows 7 es abriendo cualquier carpeta del sistema en la que aparezcan las unidades de disco. Entre ellas verás la unidad en la que estaba instalado Windows 8, posiblemente te será fácilmente localizable porque tiene una etiqueta descriptiva.

Haz click sobre esta unidad utilizando el botón secundario del ratón, verás un menú contextual con varias opciones. Una de estas opciones será ‘Format’ o ‘Formatear’. Si seleccionas esta opción la unidad se borrará por completo y el espacio quedará libre para utilizarlo nuevamente.

Deja un comentario