¿Apple iPhone 5 o Samsung Galaxy S3?

Las comparaciones entre diferentes smartphones y tablets son siempre interesantes porque te ayudan a decidirte entre diferentes modelos, en este caso vamos a realizar un pequeño análisis entre dos de los modelos más recientes de teléfonos inteligentes: iPhone 5 y Galaxy S III.

Quizás estés pensando en hacerte con uno de estos gadgets pero no tengas claro si decidirte por uno o por otro, en este artículo vamos a intentar responder a la pregunta ¿cuál es mejor de los dos? o al menos intentar que tengas algo más claro el tema.

Diseño externo

Dicen que la primera impresión es la que cuenta, en el terreno de los smartphones las prestaciones deberían ser lo primero, pero hay que reconocer que el aspecto exterior es también un pequeño punto a tener en cuenta. Decidir si un modelo u otro es más bonito es una cuestión de gustos, pero lo que sí puedes considerar son algunos puntos como el peso o el tamaño.

En el caso del iPhone 5 se mantienen los 58,6 mm de ancho de los modelos anteriores y aumenta ligeramente el alto para hacer sitio a la pantalla de 4 pulgadas hasta los 123,8 mm. El grosor del iPhone 5 es uno de las características que más se han resaltado porque alcanza los 7,6 mm, realmente fino y estilizado.

Por su parte, el Samsung S3 es un poco mayor en todas sus medidas, 70,6 mm de ancho, 136,6 mm de alto y un grosor de 8,6 mm. El mayor tamaño aquí se justifica en parte porque la pantalla es algo más grande.

Si buscas algo que entre bien en tu bolsillo y sea bastante manejable entonces el iPhone 5 es el mejor aquí. Si no te importa algo más de tamaño a cambio de tener también una pantalla algo mayor entonces el ganador en este punto sería el Galaxy S3.

Peso

El iPhone 5 también ha ganado puntos en este apartado respecto a los modelos anteriores porque apenas alcanza los 112 gr de peso, 28 gr menos que el iPhone 4S que alcanzaba los 140gr.

El Galaxy S3 por su parte es algo más pesado, de nuevo hay que tener en cuenta que la pantalla es algo mayor y también sus dimensiones: 133gr.

En este punto las diferencias de peso no son demasiado altas aunque, igual que en el punto anterior, si buscas algo realmente ligero entonces el iPhone 5 es el ganador a menos que busques la pantalla más grande del Galaxy S3.

Pantalla

En este apartado el ganador está dividido en dos.

- Tamaño: El Galaxy S3 dispone de una pantalla de 4,8 pulgadas, mientras que el iPhone 5 se queda en las 4 pulgadas.
- Resolución: La resolución del iPhone 5 alcanza los 326 pixels por pulgada (Retina Display) con resolución 1136×640. El Galaxy S3 se queda en 306 pixels por pulgada con resolución 1280×720.

Como consideración aparte, el formato de la pantalla del iPhone 5 es alargada (ratio 16:9). Aunque este punto no evita que puedas alcanzar con tu dedo pulgar cualquier punto de la pantalla es posible que haya quien no se sienta cómodo a priori con este formato por lo inusual que es. El Galaxy S3 por su parte dispone de un formato de pantalla más estándar.

Si buscas tamaño de pantalla el ganador es el Galaxy S3, aunque si no te importan las 0,8 pulgadas de diferencia y quieres más calidad entonces deberías decantarte en este punto por el iPhone 5.

Hardware

El hardware es uno de los puntos más importantes porque va a ser uno de los responsables de las prestaciones del gadget y de responder a la pregunta de cuál es más rápido de los dos.

Procesador

El iPhone 5 estrena nuevo procesador de la mano de los ingenieros de Apple, el A6. Se trata de un procesador de doble núcleo corriendo a 1.02GHz mientras que el Galaxy S3 dispone de un Exynos 4 de cuatro núcleos a 1.4GHz.

Memoria

La memoria interna puede ser otro punto que puede ser decisiva a la hora de conseguir un mayor rendimiento. En el caso del iPhone 5 encuentras 1GB mientras que el Galaxy S3 dobla la cantidad de memoria hasta los 2GB.

Hay que tener en cuenta que lo importante no son cifras sueltas, sino el rendimiento global del dispositivo. También hay que tener en cuenta que la pantalla del Galaxy S3 es algo mayor y el procesador gráfico tiene que mover más pixels, algo que consume parte del tiempo de cálculo extra del procesador del Samsung.

En esta comparativa realizada por Pcmag puedes ver que el rendimiento del iPhone en la mayoría de puntos es superior al Galaxy S3. La puntuación mayor significa que es mejor:

Igualmente, en youtube puedes encontrar varias comparativas de velocidad a nivel de gráficos (resultado en el minuto 1:29) y a nivel de velocidad de conexión a Internet.

Almacenamiento interno

La capacidad interna de almacenamiento también es un punto decisivo a tener en cuenta. Aquí e donde vas a guardar la música que escuchas, fotografías, aplicaciones, etc. En este caso encuentra un empate técnico porque encuentras que ambos modelos están disponibles con 16GB, 32GB y 64GB.

Sin embargo, el Galaxy S3 desempata y gana en este punto claramente porque incluye un lector de tarjetas SD que te permite añadir más capacidad.

En cualquier caso, este punto es personal y depende de cada uno. Quizás con 16GB tengas más que suficiente para el uso que le vayas a dar al gadget. Sin embargo, si eres un devorador de archivos de gran tamaño como vídeos y demás entonces la tarjeta SD extra del Galaxy es un elemento a tener en cuenta.

Cámara

Hoy día no puedes esperar encontrar un móvil que no disponga de una o dos cámaras fotográficas y en este caso no iba a ser menos.

En este punto podríamos dar como ganador técnico al Galaxy S3. La cámara trasera en ambos modelos alcanza los 8 megapixels, mientras que la cámara frontal para videoconferencias alcanza los 1.9 megapixels de resolución en el Galaxy S3, mientras que el iPhone llega a los 1.2 megapixels.

Conectividad inalámbrica

En este punto se encuentra un empate técnico porque, simplemente, no hay más donde elegir. Ambos dispositivos pueden a redes 2G, 3G y 4G LTE.

Igualmente, ambos incluyen conectividad Bluetooth y Wi-Fi a/b/g/n.

Batería

Oficialmente, el Galaxy S3 dispone de una batería de 2100mAh capaz de mantener el gadget encendido 790 horas en espera y más de 11 horas en conversación. La batería del iPhone parece tener un rendimiento menor alcanzando 225 horas en espera y 8 horas en conversación.

En el campo de las baterías encontramos polémica en ambos modelos porque tanto en un caso como en el otro se han dado casos de problemas de una duración de batería demasiado corta.

La cuestión es que smartphones de este nivel tienen un consumo energético relativamente alto, sobre todo debido a los tamaños de pantalla, videojuegos con gráficos complejos o la conectividad a Internet o las conexiones a redes 4G, así que las cifras oficiales serán en la práctica mucho menores.

Otro elemento diferenciador entre un modelo y otro a tener en cuenta en este punto es que la batería del Galaxy S3 puede reemplazarse con relativa facilidad, mientras que en el caso del iPhone 5 (cualquier iPhone en general) es bastante más complejo.

Deja un comentario