Gmail o Outlook.com ¿Qué correo electrónico es el mejor?

Cuando Gmail entró en la escena de los servicios de correo electrónico vía web se produjo una pequeña revolución que desplazó a los más grandes hacia un lado. Hasta entonces Hotmail era el rey indiscutible seguido de otros servicios similares menores y menos populares, pero Gmail cambió eso y además en poco tiempo.

¿Cuál fue el secreto de Gmail para conseguir tanta popularidad? Por un lado podría decirse que el hecho de que fuera propiedad de Google ya era suficiente como para recibir un buen número de usuarios que llegaran desde el popular buscador, pero realmente esto no es así. La prueba la tienes en que otros servicios como Google Plus no terminan de despegar y otros como Google Wave (¿alguien se acuerda?) que iba a convertirse en un pelotazo acabó desechado en poco tiempo.

Puede decirse que la ventaja indiscutible de Gmail es lo que las grandes empresas tecnológicas a veces olvidan: la experiencia del usuario. Gmail era rápido, eficaz, efectivo y sencillo de utilizar además de disponer de una interface agradable visualmente. Esto hizo que muchos huyeran de otros servicios de correo ya clásicos en ese momento como Hotmail o Yahoo.

Sin embargo, puede que Microsoft vuelva a darle la vuelta a la tortilla con el lanzamiento de Outlook.com, realmente una mejora considerable por un lado y, por otro, podría decirse que un acercamiento al estilo Gmail. Muchos dirán que este afán ‘fotocopiador’ de Microsoft no es nuevo en la historia de la empresa, pero en cualquier caso lo importante aquí es que, llegados a este punto, muchos se preguntan ¿es mejor Gmail o Outlook? Intentemos arrojar algo de luz sobre una posible respuesta.

Interface y facilidad de uso

Tal como mencionamos anteriormente, la interface del nuevo Outlook.com de Microsoft se ha alejado del clásico Hotmail. Ahora es más limpia, más rápida, más clara y va directa al grano, básicamente de una forma bastante parecida a como lo hace Gmail.

En este punto podríamos otorgar un empate técnico, aunque todavía podemos sacarle punta a algunas diferencias que para muchos serán determinantes a la hora de elegir un servicio u otro.

Por un lado, encuentras que el tamaño de las fuentes es mayor en el caso de Outlook y todo parece estar más espaciado. En el caso de Gmail puedes llegar a encontrar cierta angustia visual en ocasiones, aunque esto, como todo, es cuestión de costumbre más que otra cosa. Un punto que contribuye a esta sensación de mayor espacio es el hecho de que todavía Outlook no muestra apenas publicidad.

Otro punto a tener en cuenta es la variedad de temas. Outlook se basa en la simplicidad y el minimalismo así que básicamente sólo vas a encontrar la posibilidad de personalizar algunos colores y poco más. Gmail por su lado incluye la posibilidad de modificar el tema visual añadiendo elementos gráficos.

Obviamente, es de esperar que con el tiempo Outlook también comience a ofrecer la posibilidad de seleccionar temas más complejos para adornar su interface.

Un punto a favor de Outlook es que se ha centrado en aquello que el usuario puede llegar a querer en un momento dado ofreciendo de serie algunas funciones útiles a las que puedes acceder de forma directa sin dar muchas vueltas.

Un ejemplo lo tienes a la hora de buscar mensajes no leídos y visualizarlos en pantalla, algo bastante útil cuando se te han perdido 4 o 5 mensajes sin leer entre un océano de miles de mensajes sí leídos.

En el caso de Outlook esto es realmente sencillo de conseguir con uno o dos clicks, sin embargo en Gmail la cosa es algo más compleja.

En definitiva, podría decirse que Outlook aquí ha mejorado lo que ya Gmail ofrecía.

Carpetas y buzones

Relacionado con el punto anterior cabe mencionar cómo se las apañan Gmail y Outlook para organizar los mensajes en carpetas o buzones. Este punto es algo a tener en cuenta porque representa la forma en la que vas a organizar tus mensajes para tenerlos ordenados y luego localizar aquello que te interesa rápidamente.

En el caso de Outlook se recurre a los tradicionales buzones y carpetas de siempre. Además del buzón de entrada, borradores, etc puedes crear rápidamente nuevas carpetas donde ir añadiendo mensajes.

Gmail por su lado ofrece un sistema de etiquetas y filtros que añades a mensajes independientes o en grupo. También puedes añadir códigos de colores para agrupar mensajes según el tipo al que pertenezcan (trabajo, hobbies, etc.) y además puedes integrar tus círculos de Google Plus, algo que te será de utilidad si sueles usar esta red social. Este sistema de Gmail puede llegar a ser más potente pero también más complejo, depende de tu caso personal te interesará o lo verás demasiado lioso.

Decantarse por Gmail u Outlook en este punto dependerá de las necesidades de cada uno, así que en este punto elegir un ganador es algo personal.

Búsqueda de mensajes de correo

Tarde o temprano acabas encontrándote con que tu buzón de correo electrónico se ha llenado con cientos o miles de mensajes, muchos de ellos te interesan, otros no son más que correos que no te importan lo más mínimo o incluso algún mensaje publicitario que se haya colado.

Llegado este caso no te queda otra que acudir a la casilla de búsqueda para encontrar aquellos mensajes que estás intentando localizar y, en este punto, también existen diferencias entre Outlook y Gmail.

En el caso de Outlook encuentras una casilla de búsqueda en la esquina superior izquierda. Haciendo click sobre esta casilla encuentras justo debajo un enlace que te da acceso a la búsqueda avanzada. Si seleccionas esta búsqueda avanzada encuentras un formulario donde puedes indicar el origen y destinatario de los mensajes que estás buscando, la carpeta donde supones que están, el título del mensajes, la fecha, si tiene archivos adjuntos o incluso añadir algunas palabras clave.

En el caso de Gmail encuentras un formulario bastante similar si haces click sobre la casilla de búsqueda. Incluye una casilla especialmente útil para localizar mensajes que ‘no contienen’ alguna palabra o frase de forma que puedas filtrar todavía más los resultados de búsqueda. Como punto interesante puedes crear un filtro con los criterios de búsqueda que hayas seleccionado para utilizarlos directamente en otra ocasión.

En este punto Gmail lo tiene algo mejor porque, entre otras cosas, pertenece al motor de búsqueda más potente del mundo en la actualidad, Google.

Tamaño de adjuntos y almacenamiento

Este punto puede ser especialmente sensible para algunos usuarios, sobre todo aquellos que quieren subir archivos bastante grandes con sus mensajes de correo electrónico.

En el caso de Gmail encuentras un límite de 25MB en los archivos adjuntos, mientras que Outlook cuadriplica esta cantidad y la lleva hasta los 100MB. Estos 100MB puedes aumentarlos hasta 300 si en lugar de adjuntar de forma directa el archivo en el mensaje lo haces a través de un enlace a SkyDrive, el sistema de almacenamiento online ‘en la nube’ de Microsoft. Normalmente, al crear tu cuenta de Hotmail/Outlook ya tienes activa tu SkyDrive, de hecho puedes acceder a este servicio desde la parte superior de la ventana de Outlook.

En cuanto al almacenamiento, Gmail te ofrece 10GB de espacio para mensajes y adjuntos, normalmente más que suficiente para un uso medio-alto. Outlook por su lado ofrece almacenamiento ilimitado, aunque obviamente es una forma de hablar porque no te van a dejar subir archivos de forma realmente ilimitada.

En este punto es Outlook el que ofrece un servicio mejor.

Redes sociales

La integración con las redes sociales es un punto a tener en cuenta que hoy día encuentras incluso a nivel de Sistemas Operativos. En este caso Google tomó la decisión de apostar fuerte por su Google Plus, así que vas a encontrar que Gmail ofrece una alta integración con esa red social y, en general, poca con el resto de redes sociales.

Microsoft por su lado intenta que su servicio de correo electrónico se integre lo mejor posible con las redes sociales más utilizadas hoy día.

En este caso, quizás Google esté realizando demasiado esfuerzo a la hora de promocionar su Google Plus así que el ganador sería Outlook.

Soporte para Pop e Imap

Esta característica es algo más avanzada y te permitirá recibir y enviar mensajes de correo electrónico desde otras cuentas diferentes a la de Gmail/Outlook.
Gmail aquí gana directamente porque ofrece tanto la posibilidad de gestionar correo Pop e Imap, mientras que Outlook, de momento, sólo ofrece soporte para correo Pop.

En definitiva

Elegir uno u otro dependerá del uso habitual que le des a tu ordenador y al correo electrónico. Si eres usuario de Messenger seguramente elijas la integración que puede ofrecerte Outlook. Si eres usuario de los servicios de Google en general seguramente no quieras saltar a la plataforma de Microsoft. Si tienes dudas todavía, lo interesante es que eches un vistazo a los puntos anteriores y decidas cuáles de ellos son más importantes para ti por la forma en la que suelas utilizar el correo electrónico.

Deja un comentario