in

¿Se congela Windows 10? ¡Prueba esto!

Algunos usuarios de Windows 10 se han llevado la ¿sorpresa? de que el sistema se congela de vez en cuando. En ocasiones se trata de un bloqueo temporal que dura unos segundos, en otras resulta que el sistema queda congelado hasta que no lo reinicias. Bueno, algunos argumentarán que no es más que la nueva versión del clásico pantallazo azul (la pantalla azul de la muerte o BSD), pero solo que actualizado a estos tiempos … cuelgue sin pantalla azul.

windows-10-congela-bloquea-cuelga

¿Qué causa que Windows 10 se congele?

Según Microsoft, un sistema con Windows 10 puede congelarse por algunos motivos, entre ellos que tengas instalado el Sistema Operativo en una unidad SSD y software y datos en otra unidad. Sin embargo, puede que no sea tu caso y todavía te encuentres con el mismo problema.

Soluciones

Reinicia en modo seguro (safe mode)
Para comenzar, deberías reiniciar el sistema de forma que vuelva a iniciarse en modo seguro. Para esto reinicia el equipo y, mientras tanto, mantén pulsada la tecla Mayúsculas/Shift. Luego selecciona Inicio/Reiniciar.

Cuando encuentres la pantalla de opciones selecciona Solución de problemas/Opciones Avanzadas/Configuración de Inicio/Reinicio

Aquí verás una lista de opciones para elegir. Pulsa F4 para seleccionar el reinicio en modo seguro. Una vez que estás en ese modo, puedes probar lo siguiente:

windows-10-congela-bloquea-cuelga-2

1. Cambia la localización de la instalación de las aplicaciones en tu equipo:

– Pulsa la tecla Windows y la tecla I.
– Selecciona Sistema/Almacenamiento
– En Localización de almacenamiento busca la opción ‘Las nuevas aplicaciones se instalarán en …’
– Selecciona la misma unidad en la que tienes instalado el Sistema Operativo.

2. Deshabita AppXSvc
Este es un servicio relacionado con la instalación de aplicaciones y la localización de las mismas en el equipo. Para deshabilitarla que acceder al registro del sistema. Cuidado aquí con no tocar nada que no conozcas.

– Presiona la tecla Windows y R
– Escribe ‘regedit’, pulsa enter y luego selecciona OK.
– Regedit nos permite editar registros del sistema, así que cuidado con no tocar alguna otra cosa.
– Navega hasta HKEY_LOCAL_MACHINE\SYSTEM\ControlSet001\Services\AppXSvc
– En el panel de la derecha de regedit cambia el valor START a 4
– Guarda los cambios y reincida el equipo.

Si por algún motivo quieres volver a habilitar AppXSvc, solo tienes que cambiar el valor 4 por 3 de nuevo y volver a reiniciar el equipo.

3. Instala el driver Rapid Storage Technology de Intel

Si utilizas un procesador Intel y/o varios dispositivos PCIe o SATA es posible que esta sea una solución para ti.

Solo tienes que acceder a esta página de Intel y descargar e instalar la última versión del driver.

4. Desinstala el antivirus
Según parece, un antivirus desactualizado podría causar problemas y avisa de que sería buena idea desinstalarlo para luego volver a instalar una versión actualizada.

5. Crea una nueva cuenta de usuario
En ocasiones, crear una nueva cuenta de usuario puede solucionar el problema.

– Pulsa la tecla Windows e I.
– Selecciona Cuentas/Familia y otras personas
– Selecciona ‘Añadir alguien más en este PC’

Reinicia y accede con la nueva cuenta.

6. Vuelve a una versión anterior
Es posible que la actualización nueva de Windows sea la que te da problemas. Siempre puedes volver a una versión anterior:

– Selecciona la tecla Windows e I
– Selecciona Actualización y Seguridad
– Selecciona Recuperar
– Aquí encuentras una opción que te da acceso a una actualización anterior. Selecciónala y sigue las instrucciones.

La última opción es esperar a que Microsoft lance alguna actualización que solucione el problema, pero ya se sabe que, en ocasiones, hay que tener paciencia en este sentido así que ¡suerte probando los puntos anteriores!

Deja un comentario