Cómo encriptar tus archivos almacenados ‘en la nube’ para hacerlos más seguros

Hoy día, el uso de almacenamiento ‘en la nube’ es algo de lo más habitual, incluso es posible que encuentres quien lo utiliza sin saberlo y sin conocer cómo funcionan exactamente este tipo de servicios.

Básicamente, usar un servicio de almacenamiento online o ‘en la nube’ implica que tus archivos se suben a Internet y se guardan en un servidor que está siempre disponible online. La ventaja es que puedes acceder a ellos desde un ordenador, tablet, smartphone o cualquier dispositivo conectado a Internet.

Si todavía no utilizas este tipo de servicios aquí tenemos una comparativa de sitios donde puedes almacenar en la nube.

La principal desventaja de utilizar este tipo de servicios está relacionada con la seguridad. El hecho de que estén guardados en un servidor externo implica que otras personas podrían llegar a acceder a ellos y visualizar documentos y archivos que no deberían.

Solucionar esto pasa por utilizar medidas de seguridad que pongan algo más difícil el trabajo a los que son demasiado curiosos con tus archivos. Una de estas medidas de seguridad es la encriptación.

Encriptar un archivo no es más que modificar su contenido de forma que quién intente visualizarlo lo que encuentra es algo parecido a un jeroglífico sin mucho sentido. Solo tú, que tienes la llave para desencriptar, puedes leerlos. Al menos en principio.

Hoy traemos un par de servicios cuyo trabajo es básicamente el que acabamos de mencionar, encriptar tus archivos de forma automática cada vez que los subes a algún servicio ‘en la nube’ como DropBox o iCloud. Además son de uso gratuito.

BoxCryptor

BoxCryptor utiliza un sistema de encriptación basado en AES a 256-bit, uno de los más seguros que puedes encontrar en la actualidad. Funciona de forma automática y transparente, es decir, no tienes que hacer básicamente nada porque los archivos se encriptan de forma automáticamente.

El precio del servicio es gratuito en su modo más básico, pero hay que decir que este modo incluye prácticamente casi todas las características. Las únicas opciones de pago incluyen la posibilidad de encriptar también nombres de archivos además de los contenidos y si vas a utilizar el servicio con fines comerciales.

Para descargar BoxCryptor tendrías que visitar la página oficial de descarga aquí y seleccionar su sistema operativo. Verás que es compatible con Windows, Mac, Linux, iPhone/iPad y Android.

Una vez que lo tengas instalado verás que en tu sistema operativo aparece una nueva unidad virtual junto al disco duro, lector de DVD, etc. Esta unidad lleva el nombre de BoxCryptor y lo único que tienes que hacer es arrastrar los archivos que quieras hasta esa unidad.

Una vez hecho esto, BoxCryptor encriptará los archivos y los enviará encriptados al servicio ‘en la nube’ que utilices de forma automática (DropBox, SkyDrive, Google Drive, etc.).

Para desencriptarlos, lo único que tienes que hacer es leerlos, copiarlos o moverlos desde esa unidad de BoxCryptor. Si intentas descargar los archivos directamente desde el servicio de almacenamiento en la nube lo que vas a obtener es un archivo ilegible, porque para eso sirve la encriptación ¿eh?. Igualmente, aquél que intente acceder a esos archivos directamente se encontrará con que no puede entender el contenido de los mismos.

TrueCrypt


El segundo servicio que vamos a ver es TrueCrypt, básicamente hace lo mismo que el anterior aunque con alguna diferencia.

La primera de ellas y, posiblemente, la más importante es que se trata de software Open Source. Esto significa que es gratis, está en continua revisión para mejoras y parches y, en caso de que seas programador, podrías llegar incluso a modificar el programa para que haga justo lo que quieras.

El hecho que sea gratis no implica que no puedas pagar voluntariamente algo de dinero por el software. Normalmente, este tipo de programas Open Source admiten donaciones por pequeñas que sean que ayudan a que el servicio se mantenga y se actualice.

Instalar TrueCrypt

Para instalar TrueCrypt tendrías simplemente que acceder a la web oficial de descargas. Allí verás que está disponible para Windows 7/Vista/XP/2000, Mac OS X y Linux. De momento no disponen de una versión para smartphones ni para iPhone/iPad ni para Android.

Una ventaja de TrueCrypt frente a BoxCryptor es que te permite crear varios discos virtuales encriptados, no solo uno. Cada uno de estos discos virtuales puede disponer de su propia contraseña para desencriptar. Esto es especialmente útil si se va a trabajar de forma colaborativa entre varios usuarios y quieres tener delimitado el acceso a determinados archivos.

Una vez que accedes a una unidad virtual de TrueCrypt e introduces la contraseña adecuada puedes hacer uso de todos los archivos que contiene, visualizar su contenido, copiarlos, pegarlos, etc.

¿Cuál es mejor?

Básicamente, tanto BoxCryptor como TrueCrypt hacen lo mismo, sin embargo el uso y características son ligeramente diferentes.

Si piensas utilizar la encriptación con tu smartphone o tablet entonces deberías elegir BoxCryptor porque, a la hora de escribir este artículo, es el que dispone de una versión para iOS y Android.

BoxCryptor además parece más sencillo de utilizar, pero esto es también porque dispone de más opciones. Si quieres posibilidades de configuración más avanzadas entonces quizás te interese más TrueCrypt.

En definitiva, en caso de duda siempre puedes probar uno y otro para decidir por ti mismo cuál es más útil para tus necesidades.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>