Cómo proteger tus gadgets en verano del sol, el agua y el calor excesivo

Hace unos años, irte de vacaciones suponía preparar una maleta con ropa, zapatillas y poco más, pero hoy día los tiempos han cambiado y no puedes evitar añadir a la ecuación a tu teléfono móvil, tablet o cualquier otro de esos gadgets que normalmente llevas encima a todas partes.

Más aún si tienes en cuenta que la mayoría de la gente siente fobia a salir de casa y estar un rato sin teléfono móvil e incluso alguno siente angustia cuando se queda sin conexión a Internet. De repente te ves en el siglo pasado y no puedes estar en esa situación un fin de semana entero o varios días que tengas de vacaciones.

Aquí vamos a ver algunas técnicas e ideas a tener en cuenta si quieres asegurarte de que tus gadgets no sufren las inclemencias de las temperaturas excesivas, los rayos solares directos, la arena y el agua. Si eres un geek nato seguramente ya sepas todo esto, en caso contrario seguramente te interese:

Ante todo mantenlo seco

El primer punto que vamos a tratar es obvio: cualquier dispositivo electrónico que tengas cerca no se lleva bien con el agua ni con el exceso de humedad. Esto es una ley que se cumple desde los primeros inventos eléctricos. Lo primero que debes tener en cuenta es utilizar bolsas protectoras de plástico adecuadas o algún material que sea 100% impermeable, más aún si piensas estar cerca del agua en playas o piscinas.

De la misma forma puedes utilizar cajas herméticas especiales que se cierren de forma segura y protejan de posibles accidentes.

Buscando un poco puedes encontrar varios modelos a un precio relativamente bajo, sobre todo teniendo en cuenta que vas a proteger gadgets bastante caros. Incluso verás que existen fundas protectoras tan aislantes que te permiten bañarte con tu móvil encima sin que se moje.

Utiliza carcasas protectoras

Las carcasas para smartphones y tablets no solo tienen una función estética, también te sirven como barrera protectora no solo ante un exceso de humedad o de calor, sino contra posibles golpes y caídas que serán más habituales si piensas pasar bastante rato fuera en tus vacaciones.

Buscando en tiendas especializadas puedes encontrar carcasas protectoras especialmente diseñadas para tu modelo de móvil o tablet. De nuevo, estas carcasas suelen ser relativamente baratas y te ofrecen una protección a tener en cuenta.

Protege tu ordenador portátil

Quizás quieras ir un poco más allá y en lugar de salir con tu smartphone o tablet no quieras separarte de tu ordenador portátil, de hecho, para eso es portátil ¿no? Más aún cuando los modelos actuales son especialmente pequeños y ligeros.

En este caso también puedes encontrar bolsas antigolpes para portátiles acolchadas de forma que te protegen de posibles golpes y arañazos.

Si quieres algo un poco más duro puedes optar por utilizar maletines con asa que, además de facilitarte el transporte, son más duros externamente y te permiten transportar más objetos además del portátil como ratones y otros periféricos.

Alquila un tablet


Seguramente haya quien no quiera arriesgar su tablet o portátil no ya solo por la pérdida en sí del dispositivo que podría suponer, sino por la información que lleva guardada.

En casos extremos puedes recurrir a alquilar un equipo o un tablet para utilizar en esos días de vacaciones. El precio no es especialmente barato, pero te aseguras de que tu tablet está a salvo en casa. Puedes encontrar alquileres de tablets por unos 20 euros al día. Obviamente, si piensas salir un mes no te sale nada rentable, pero sí es una opción para un fin de semana que no quieras estar desconectado. Basta con hacer una búsqueda en Google para encontrar un buen número de empresas que se dedican a esto.

La principal ventaja es que dejas tu portátil o tablet a salvo en casa.

Asegura tus gadgets

Otra opción menos económica es la de asegurar tu gadget. En este caso puedes encontrar planes de seguros adaptados para ordenadores portátiles y también para tablets. En ambos casos el precio no es demasiado elevado, puedes encontrar un seguro de este tipo ‘anti-accidentes’ que cubren incluso caídas de tazas de café sobre el teclado y similares por entre 50 y 100 euros durante entre uno y tres años. Puedes preguntar en alguna tienda de informática cercana o incluso donde compraste el equipo. Incluso puedes encontrar aseguradoras que se apenas cobran unos euros al mes por mantener un seguro para tu gadget.

En caso de emergencia: arroz


Aunque pueda parecer una broma, si sufres un percance en el que un gadget cae al agua en una piscina, playa o en el baño todavía puedes intentar salvarlo utilizando arroz. El arroz funciona absorbiendo la humedad que tiene cerca, así que la idea es introducir el gadget en cuestión en un recipiente y cubrirlo de arroz. El proceso debería durar bastante tiempo, quizás uno o dos días y tampoco supone una garantía de 100% de éxito, pero como última técnica puede servirte más aún si estás en un lugar que desconoces y no tienes cerca un servicio técnico.

Instala software anti-pérdidas y anti-robo

Otro punto a tener en cuenta que no tiene nada que ver con las inclemencias del tiempo y la meteorología es la posibilidad de que simplemente pierdas tu gadget, más aun si piensas estar de viaje en un lugar que apenas conoces. Para estos casos existen aplicaciones que te ayudan a mantener localizado tu smartphone o tablet en caso de que los pierdas de vista. Puedes encontrar este tipo de aplicaciones para iPhone o para dispositivos Android.

La alternativa terrible

Esta es la opción que menos va a gustarte con seguridad ¿pensaste simplemente en dejar tus gadgets en casa y vivir unos días sin ellos? Yo tampoco.

¿Alguna otra idea que se quedó en el tintero? Si tienes alguna sugerencia extra déjala en comentarios. [Imágenes vía applei, digitallife]

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *