Cómo usar Outlook.com y el nuevo Hotmail.com ¿son tan buenos como parece?

Hotmail llegó hace años para convertirse en el primer servicio de correo electrónico vía web del mundo, luego llegó Microsoft para comprarlo y a partir de ahí parece que entró en declive. De hecho a muchos les cuesta sincerarse y admitir que utilizan Hotmail en lugar de otros servicios de e-mail ¿quién querría eso?

Lo cierto es que Microsoft parece que acaba de darle la vuelta a la tortilla lanzando a bombo y platillo su nuevo Outlook.com, en teoría el sustituto de Hotmail, aunque sin desplazarlo.

El lanzamiento del nuevo servicio ha sido por sorpresa y sin avisar, lo cuál habrá sorprendido a muchos doblemente, porque además no se trata de unos retoques o un rediseño de Hotmail, sino que prácticamente ha cambiado todo hasta el punto de que parece un servicio totalmente nuevo, diferente y lo cierto es que bastante mejor.

El hecho de que se haya lanzado el nuevo Outlook.com no significa que Hotmail haya desaparecido, puedes seguir utilizando las cuentas que ya tengas de forma normal, pero parece que la idea de Microsoft es que la de separar la idea de su antiguo y denostado servicio de correo electrónico para darle un empujón al nuevo. Aunque en cualquier caso verás que el aspecto y el uso de ambos servicios (Outlook y Hotmail) es idéntico y, de hecho, puedes entrar en Outlook utilizando tus cuentas de Hotmail y viceversa.

Teniendo esto en cuenta, lo primero que quizás deberías hacer es entrar en Outlook.com y registrar las cuentas que ya tenías en Hotmail para asegurarte de que están reservadas. Por ejemplo, si tu cuenta de correo Hotmail habitual era ‘miemail@hotmail.com’ seguramente deberías acceder a Outlook y crear ‘miemail@outlook.com’ para tenerlo asegurado. Igualmente quizás quieras asegurar tu nombre real o el de tu empresa.

Una vez dicho esto, veamos algunas de las diferencias que vas a encontrar si ya eras usuario de Hotmail y las razones por las que seguramente acabes con ganas de utilizar el nuevo Outlook.

El aspecto nuevo Outlook.com y el nuevo Hotmail.com

En primer lugar, cuando entras en tu cuenta de Outlook.com o del nuevo Hotmail.com lo que encuentras es una interface realmente simple, elegante y limpia incluso antes de acceder a tu cuenta de correo. Muchos usuarios de Gmail verán aquí algo que les va a resultar familiar y obviamente esto no es por casualidad.

A nivel estético encuentras tonos grises y azules, enlaces en color azul y algunos iconos gráficos sencillos aunque estos colores pueden modificarse lo que no parece estar disponible todavía es el uso de imágenes o temas basados en gráficos.

Un punto que llama la atención es la velocidad con la que funciona todo. Si usabas Hotmail anteriormente seguramente notaste que el tiempo de respuesta entre hacer un click y obtener una respuesta en el navegador era demasiado larga a veces. Ahora todo funciona bastante más rápido y fluido.

La barra azul superior es bastante delgada, no ocupa apenas espacio, lo cuál es de agradecer y además solo muestra información cuando es necesario. Por ejemplo, cuando accedes a tu cuenta básicamente encuentras algunos iconos a la derecha y un botón de ‘Nuevo’ para acceder rápidamente a la creación de nuevos mensajes de correo.

Sin embargo, cuando seleccionas uno o varios mensajes en tus buzones de correo la barra se actualiza y muestra más opciones típicas, eliminar, correo no deseado, mover, responder, marcar como leído/no leído, etc.

Otro punto interesante es que el primero de los iconos que encuentras en la parte superior izquierda de la ventana con forma de flecha apuntando hacia abajo. Este icono aparece al pasar el ratón sobre la palabra ‘Outlook’ y te te da acceso a otros servicios aparte del correo electrónico.

Una vez que has hecho click sobre este icono verás que aparecen varios iconos que te dan acceso al Correo, Contactos, Calendario y SkyDrive. Los planes de Microsoft es añadir aquí también acceso directo a otros servicios como Skype.

La página para añadir un mensaje de e-mail nuevo también ha cambiado radicalmente. Prácticamente el mensaje en sí es el que cobra protagonismo visual aquí, lo único que encuentras es una serie de iconos en la parte superior que te permiten asignar formato al texto que estés escribiendo, añadir enlaces a páginas web, adjuntar archivos o añadir un buen número de smileys.

Por último, justo encima de tu lista de mensajes tienes disponible la opción ‘Ver todos’ que puedes modificar para visualizar los mensajes no leídos, actualizaciones sociales, boletines a los que te hayas subscrito, contactos, grupos y todo lo que no sea alguna de las opciones anteriores. Esta opción es realmente práctica a la hora de visualizar mensajes por grupos sin tener que aplicar filtros.

Además de esto hay que añadir que la cantidad de publicidad que muestra el servicio es prácticamente nula. Nada de anuncios (de momento) cuando estás visualizando tu bandeja de entrada, la barra lateral derecha aparece con trucos y consejos para seguir aunque es posible que en un futuro sea utilizada como zona publicitaria.

En general todo bastante práctico, rápido y limpio.

Interface fácilmente configurable

Casi cualquier modificación que quieras realizar la puedes llevar a cabo con las opciones de menú que encuentras en la parte superior derecha de la pantalla. Justo aquí encuentras un icono con forma de rueda dentada que, de nuevo, será familiar a los usuarios de Gmail, Chrome y algunas distribuciones Linux.

Aquí verás un grupo de cuadros de colores que puedes utilizar para aplicar diferentes tonos a tu página de Outlook/Hotmail.

Justo debajo encuentras una opción bastante práctica que convierte Outlook en algo más parecido a un cliente de correo electrónico de escritorio, el Panel de Lectura. Básicamente, este panel te permite visualizar los correos que selecciones sin tener que abrirlos a pantalla completa.

Puedes activar este panel a la izquierda o en la parte inferior de la pantalla y comenzar a navegar por los e-mails que tengas pendientes. Esta opción será seguramente una de las más populares, sobre todo para aquellos usuarios del Outlook clásico y similares.

La opción ‘Más Opciones de configuración de Correo’ es la que te da acceso a esa información avanzada que a veces quieres modificar, por ejemplo modificar el nombre de usuario que aparece en tus mensajes de correo electrónico, echar un vistazo al historial de mensajes, configurar respuestas automáticas de e-mail o cambiar la contraseña.

No está de mal echar unos minutos en navegar por estas opciones y asegurarte de que está todo configurado según tus preferencias.

Integración con Twitter, Facebook, Flickr y Messenger


Esta característica no parecerá útil a todos, pero está ahí para el que la use. Uno de los iconos que encuentras en la parte superior derecha de Outlook.com/Hotmail es una cara sonriente. Al hacer click te permite enviar mensajes a contactos que estén conectados para comenzar una conversación como si fuera un mini-chat.

Otro punto a destacar es la integración con Twitter y Facebook. Ahora puedes conectar tu cuenta de Outlook/Hotmail con estas redes sociales para obtener actualizaciones directamente en tu bandeja de entrada. Realmente no se si alguien llegará a utilizar esta función en la práctica de forma útil, pero no deja de ser otra opción más a tener en cuenta.

En el caso de que alguno de tus mensajes incluya un enlace a una imagen de Flickr, Outlook automáticamente inserta un carrusel de imágenes en el mensaje para que puedas navegar por las fotografías sin tener que salir del correo. De la misma forma ocurre con vídeos o con documentos que estén almacenados online por ejemplo en SkyDrive.

Bastante interesante y parece que es solo el principio, es fácil imaginar que Microsoft irá añadiendo otros servicios y redes sociales a Outlook. ¿Cuál es tu opinión? ¿Piensas utilizar el nuevo Hotmail?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *