in ,

10 Trucos útiles para reducir el consumo de datos móvil y ahorrar dinero

Usar datos móviles puede llegar a ser caro, sobre todo si te excedes de los GB que te ofrece tu operadora. ¿Cómo podemos reducir este consumo para ahorrar dinero? Veamos 10 trucos la mar de útiles para conseguir recortar este gasto de manera sencilla.

 

Limita el consumo de datos en tu teléfono móvil

La forma más sencilla de asegurarte de que no vas a exceder el consumo de datos móviles que tienes contratados es configurar tu dispositivo para que él mismo corte la conexión cuando llegues o te acerques al límite.

Lo puedes hacer de esta manera:

Limitar el consumo de datos en Android:

  • Abre el icono de configuración.
  • Selecciona Redes e Internet y luego Uso de Datos
  • Allí puedes encontrar un icono que te permite avisar cuando llegues al límite de datos. Puedes probar configurando 1GB menos del límite que hayas contratado, para así tener un aviso de que te falta poco para llegar a ese tope y que todavía te quede 1GB de uso.

Limitar el consumo de datos en iPhone:

Aquí no puedes limitar el consumo de datos, pero sí puedes limitar qué aplicaciones pueden usar el acceso a Internet.

  • Abre el icono de Configuración
  • Abre Datos Móviles, aquí podrás ver cuántos datos llevas consumidos y, al final de la pantalla, verás una lista de aplicaciones instaladas. Puedes desactivar fácilmente aquellas que consuman más datos.

Utiliza una app de compresión de datos

Comprimir los datos es una técnica que te permite reducir los datos que usas, como si de alguna manera metes la ropa a presión en una maleta para que quepan más prendas. Mientras utilizas el dispositivo no vas a notar que los datos están comprimidos, pero vas a ahorrar datos.

Algunas aplicaciones disponen de esta característica, por ejemplo Google Chrome.

Para activar la compresión de datos en Google Chrome, selecciona el menú de tres puntos para acceder a la configuración.

Allí encontrarás una opción para ‘Salvar Datos’, solo tienes que activarla.

 

Utiliza WiFi cada vez que puedas

Para muchos será algo obvio, pero no todo el mundo lo utiliza. El dispositivo móvil puede conectarse a Internet básicamente de dos formas, una a través de la operadora de tu móvil (consumo de datos) y la otra a través de un conector WiFi.

Las conexiones WiFi suelen estar disponibles en muchas zonas de cualquier ciudad de forma libre y gratuita. Por ejemplo en bibliotecas, centros comerciales, autobuses y campus.

Puedes encontrar puntos de acceso WiFi gratis en tu ciudad con utilidades como Wifimap, simplemente accede al sitio y escribe el nombre de la ciudad donde vives para encontrar un listado de lugares donde conectarte.

Utiliza un móvil Dual-SIM con dos tarjetas

Aunque pueda parecer absurdo, si sabes que vas a consumir muchos datos móviles, te puede salir rentable contratar dos tarjetas diferentes.

La ventaja de los móviles Dual-SIM es que admiten el uso de dos tarjetas SIM simultáneamente.

Hay que tener en cuenta que cada contrato de tarjeta te viene con una cantidad de GBs de conexión de datos que suele ser relativamente generosa. Por lo tanto, puede salir más barato contratar dos SIMs que pagar un extra de consumo si te pasas del límite de la primera tarjeta.

Cuando estés agotando los datos de una tarjeta, simplemente activa la segunda y sigue navegando.

Utiliza una red 3G

Aunque hoy día todo el mundo utiliza 4G/5G para navegar por Internet, todavía puedes activar 3G en tu teléfono móvil.

3G implica que la velocidad de conexión a Internet de tu dispositivo móvil va a ser más lenta pero, a cambio, vas a reducir también el consumo de datos.

Activar 3G con Android

  • Para activar 3G con Android, visita el icono de Configuración y luego Redes e Internet
  • Selecciona Redes Móviles y Avanzado
  • Aquí encontrarás una opción para seleccionar tu tipo de red preferido. Selecciona 3G

 

Activar 3G en iPhone

  • En el caso de iPhone, también puedes activar 3G en el icono de Configuración, luego selecciona datos móviles y opciones de datos móviles
  • Selecciona Voz y datos
  • Selecciona 3G o LTE Off

 

Evita que las aplicaciones se sincronicen automáticamente

Sincronizar datos puede ser una de las fugas de datos más importantes de tu teléfono móvil, y suele ocurrir sin que te estés dando cuenta.

Muchas aplicaciones realizan descargas, actualizaciones o se sincronizan entre diferentes dispositivos. Por ejemplo, es posible que las fotos que hagas con tu móvil se suban automáticamente a ‘la nube’, las aplicaciones de correo electrónico comprueban periódicamente si tienes correo nuevo y las apps de redes sociales están recibiendo datos en tu móvil continuamente.

 

Desactiva la sincronización en Android 

Para desactivar la sincronización en Android simplemente visita el icono de Configuración y luego Aplicaciones y Notificaciones.

Aquí podrás encontrar aplicaciones que sincronizan datos. Puedes seleccionar las que quieras para obtener información sobre cuántos datos consumen. Si es demasiado, puedes desactivarla donde dice ‘Uso de Datos’, aquí encontrarás la opción para desactivar los datos en segundo plano.

Desactiva la sincronización en iPhone

Para desactivar la sincronización de datos en iPhone, visita configuración, selecciona tu nombre en pantalla y luego iCloud.

Aquí podrás seleccionar las aplicaciones que no quieras que se sincronicen en segundo plano.

 

Asegúrate de que las aplicaciones usan sincronización de datos solo con WiFi

Una alternativa al punto anterior consiste en configurar el teléfono móvil para que las aplicaciones se sincronicen en segundo plano exclusivamente cuando estés conectado a una red WiFi. De esta manera puedes ahorrar mucho en el consumo de datos.

En este caso tendrías que acudir a la aplicación que utilices para realizar la sincronización, por ejemplo iCloud, la copia de seguridad de Google o cualquier otra. Allí encontrarás la opción de configuración para sincronizar solo bajo redes WiFi.

 

Guarda música en tu teléfono móvil

Esta opción es una de las que más puede hacerte ahorrar en el consumo de datos, ya que escuchar música implica que estés descargando datos de manera continua.

Aun así, las aplicaciones de música disponen de una opción para descargar canciones o incluso álbums completos, ya sea Apple Music, Spotify o cualquier otra. De esta manera puedes escuchar la música sin necesidad de estar conectado a Internet.

La única pega es que, probablemente, necesites actualizar tu cuenta de estas aplicaciones a una de pago.

 

Desconéctate de Internet

Realmente, ¿necesitas estar conectado continuamente a Internet? En ocasiones, el asunto se vuelve adictivo y el teléfono móvil reclama tu atención en forma de notificaciones incluso mientras estás realizando otras tareas en el mundo real, como ver una película o dar un paseo.

Si puedes sobrevivir sin estar conectado continuamente a la Red, prueba a desconectar ocasionalmente el uso de datos y utilizar solo WiFi cuando esté disponible ¡o incluso una desconexión total!

 

Written by webgenio