¿Qué es el Bitcoin?

El Bitcoin es una criptomoneda, un tipo de moneda electrónica, que se utiliza como sistema de pago y mercancía. Su unidad se denomina ‘bitcoin’ y sirve para contabilizar y transferir valor, por lo cuál se le denomina ‘moneda digital’ o ‘moneda virtual’

La idea detrás del bitcoin es que se pueda utilizar de la misma manera que se utilizan monedas en el mundo real, solo que de manera electrónica y descentralizada. Un usuario puede enviar a otro usuario alguna de estas criptomonedas de forma directa, sin necesidad de intermediarios.

Básicamente, las transacciones se verifican a través de unos nodos de red protegidos por sistemas criptográficos de seguridad y distribuidos en una gran base de datos pública a la que se llama ‘blockchain‘ o cadena de bloques. Este blockchain contiene todas las transacciones que se han realizado entre usuarios de bitcoin.

Veamos en detalle:

Cuándo y quién inventó Bitcoin

Bitcoin surgió en el año 2009, aunque el nombre de dominio oficial ‘bitcoin.org’ se registró el año anterior. Su creador es desconocido hasta el momento. Lo único que se conoce es que se hace llamar Satoshi Nakamoto, nombre ficticio, pero no se sabe si se trata solo de un programador o de un grupo de programadores que diseñaron y crearon la moneda.

Se estima que Satoshi Nakamoto llegó a minar un millón de bitcoins antes de desaparecer en 2010, cuando cedió el control del código a Gavin Andresen.

Características del Bitcoin

El Bitcoin se diferencia de otras monedas por algunas características:

  • Es una moneda descentralizada, no está respaldada ni controlada por ningún banco, institución financiera, empresa ni por ningún gobierno.
  • Se pueden comprar bitcoins con moneda real (euros, dólares, etc.) o viceversa
  • Incorpora un ‘sistema de prueba de trabajo’ que evita que una misma unidad de bitcoin pueda ser utilizada varias veces, que se duplique o que pueda falsificarse.
  • Los bitcoins se pueden intercambiar por otras criptomonedas, o por productos o servicios, tal como se haría con monedas del mundo real.
  • No es necesario revelar tu identidad para realizar transacciones
  • No hay intermediarios, las transferencias se realizan directamente de usuario a usuario
  • Los bitcoins se almacenan en ‘wallets’ o carteras, que no son más que archivos digitales que se pueden guardar en ordenadores, teléfonos móviles o similares.
  • Las monedas te pertenecen a ti por completo, los bitcoins no pueden ser intervenidos ni puede congelarse tu cuenta.
  • Las transacciones son irreversibles

 

Qué es el minado de monedas bitcoin y blockchain

Blockchain: El ‘blockchain’, básicamente, no es más que una enorme base de datos que contiene todas las transacciones realizadas con bitcoins. Cada vez que alguien envía un bitcoin a otra persona, la transacción queda registrada en el blockchain como un bloque o elemento más, enlazado a la transacción anterior, de ahí que se le llame ‘blockchain’ (cadena de bloques).

Minado: Los bitcoins se generan como un premio a través de un proceso que se denomina ‘minado’. Básicamente, podría decirse que ‘minar un bitcoin’ implica resolver un puzzle matemático que da como resultado un número. Por lo tanto, el minado se realiza utilizando la potencia de cálculo de una computadora. Cada vez que alguien calcula uno de estos números, se mina bitcoin, y cada bitcoin minado también va a parar al blockchain en forma de un bloque, tal como si fuera una transacción más. Entonces se retransmite al resto de la red donde es verificada.

Esta es la manera en la que se generan los bitcoins.

Por lo tanto, hay que separar el concepto de bitcoin (las monedas en sí), del blockchain, que no es más que un gran archivo que almacena las transacciones realizadas con las bitcoins en una enorme base de datos.

Fíjate que, en la práctica, incluso no sería necesario el uso de un ordenador para minar bitcoins, solo necesitarías una hoja y un papel y quizás una calculadora para, realizando cálculos, resolver el puzzle matemático y encontrar el número que genera nuevos bitcoins, solo que el tiempo necesario para realizar esto sin una computadora sería enorme.

Cada uno de los bloques que va a parar al blockchain está protegido mediante criptografía y, como dijimos antes, queda enlazado al bloque anterior.

A medida que se generan nuevos bloques que generan nuevos bitcoins, la dificultad de cálculo necesaria para minar nuevos bloques aumenta. Cada 2.016 bloques, la dificultad aumenta y se ajusta, de manera que cada vez resulta más difícil el minado de un bitcoin.

Minar bitcoins te provee de bitcoins ‘gratis’, aunque para minar necesitas de una computadora potente que debe estar encendida todo el tiempo posible de manera continua con el consiguiente gasto energético.

Hace unos años, un simple ordenador podía hacerte ganar una buena cantidad de dinero minando bitcoins. Sin embargo, actualmente no renta mucho económicamente el minado de bitcoins a menos que dispongas de equipos muy potentes y/o acceso a energía eléctrica a bajo coste.

Qué son las wallets

Las wallets (o ‘carteras’) no son más que archivos informáticos que almacenan la información necesaria para realizar transacciones de bitcoins. En realidad, una wallet o cartera no almacena bitcoins, ya que las criptomonedas están en realidad reflejadas en la ‘blockchain’. Lo que se almacena en una wallet realmente son las credenciales que te hacen dueño de las bitcoins que posees y te permite gastarlas o enviarlas.

Puedes tener dos tipos de wallets:

  • La más completa, descargando todo el blockchain a tu computadora (alrededor de 150GB en la actualidad). Es la forma más segura de utilizar la red bitcoin ya que no requiere de agentes externos para realizar operaciones.
  • Clientes ligeros que no necesitan descargar toda la blockchain. En lugar de eso, se utilizan clientes externos para realizar las operaciones. Estas wallets son más rápidas de instalar, pero requiere que confíes en terceros y en que no se van a producir fallos externos.

Qué puedes comprar con bitcoins

Hace un tiempo, encontrar alguien que aceptara bitcoins u otras criptomonedas a cambio de productos y servicios era muy difícil. Hoy día la situación es muy diferente.

Existen multitud de comerciantes y empresas que aceptan bitcoins, tanto de forma online como offline, desde tiendas pequeñas de barrio, cafeterías y restaurantes, hoteles, joyerías, aplicaciones e inclusos estudios universitarios.

Incluso puedes encontrar algunos sitios que trabajan de forma exclusiva con criptomonedas.

En algunos países con problemas de devaluación monetaria, muchos ciudadanos intentan saltar al mundo de las criptomonedas como sistema monetario alternativo.

Invertir en bitcoins

Mucha gente saltó al mundo de los bitcoins y las criptomonedas en general pensando encontrar un sistema de inversión rentable. Hay muchas historias de gente que se ha hecho millonario a través de inversiones en bitcoins.

Sin embargo, hay que destacar que la inversión en bitcoins y otras criptomonedas supone un riesgo alto, ya que el mercado de estas monedas virtuales fluctúa con frecuencia y, normalmente, de forma poco previsible.

Otro problema añadido es la posibilidad de ser hackeado y llegar a perder toda la inversión.

También existen casos muy conocidos de usuarios de criptomonedas que perdieron toda su inversión simplemente porque perdieron acceso a su wallet al estropearse el disco duro o el pendrive donde la tenían almacenada.

Las primeras transacciones de bitcoins

Durante los primeros años de uso de bitcoins como monedas. Entre el año 2011 y 2012 se conoce que se utilizó para la realización de actividades más o menos ilegales con un movimiento de casi 10 millones de bitcoins que suponían alrededor de 200 millones de dólares.

Al poco, unas pocas empresas pequeñas comenzaron incluyendo pizzerías y bares comenzaron a permitir el pago de sus productos mediante bitcoins.

Evolución del precio del bitcoin

El precio del Bitcoin desde su nacimiento hasta enero del 2017, cuando superó los 1.000 dólares. Todavía tenía que subir a casi 20.000 dólares un año después.

En el año 2011, el precio del bitcoin había subido hasta los 0,30 dólares por bitcoin, creciendo hasta los 5.27 dólares a final del año.

En Junio del 2012 el precio se disparó hasta los 31.50 dólares para caer a los 11 dólares en menos de un mes, seguido de otras bajadas a 7.8 dólares y hasta los 4.77 dólares poco después.

Entre los años 2013 y 2016, el precio del bitcoin tuvo varias subidas y bajadas que oscilaron entre los 13.30 dólares y los 1.163 dólares.

Sin embargo, a partir del año 2017 se produjo una gran subida. El año comenzó en los 998 dólares y superó los 19.000 dólares a final de año para comenzar una línea de bajada durante los meses siguientes.

Cuántos bitcoins puede haber en total

Cuando se creó el bitcoin, se estableció que un límite de 21 millones de bitcoins. Por lo tanto, se continuará minando hasta que se alcance ese número de bitcoins. Nadie sabe con certeza qué es lo que ocurriría llegado ese punto, si el valor del bitcoin bajaría hasta cero o si, por el contrario, al no existir posibilidad de generar más, el valor de las monedas se dispararía a niveles incalculables actualmente.

 

Críticas al Bitcoin

Los más críticos hacia el bitcoin argumentan que la criptomoneda se ha estado utilizando para realizar transacciones ilegales, que es relativamente fácil de robar mediante hackeos informáticos, que su uso es responsable de un alto consumo eléctrico (al necesitar de equipos informáticos para su uso y minado) y que es posible que produzca una burbuja económica.

 

Legalidad de las bitcoins

A medida que el uso de criptomonedas se intensifica y se generaliza, los gobiernos de muchos países están haciendo esfuerzos para regularizar su uso, algo que traerá más seguridad a sus usuarios y, probablemente, sea un impulso más a la normalización de su uso cotidiano.

El principal problema con el que se encuentran los gobiernos es el hecho de que se pueden utilizar criptomonedas de forma anónima. La solución que se está dando a este asunto es el control de las compras y ventas de criptomonedas utilizando monedas reales. En países como Corea del Sur, por ejemplo, está obligado registrarse con datos reales en las webs de compraventa de criptomonedas y se requiere una cuenta real en un banco surcoreano para realizar las transacciones.

Por otro lado, en algunos países como China, el uso de criptomonedas está prohibido, aunque el gobierno permite su minado.

El futuro de las Bitcoins

El futuro del bitcoin y de las criptomonedas en general es incierto. Actualmente pueden escucharse voces que afirman que se trata de un fenómeno que desaparecerá con el tiempo y que todas las monedas virtuales pasarán a valer cero o casi cero.

Otros sin embargo afirman que su valor irá en alza, ya que el número de productos y servicios que pueden adquirirse con estas monedas virtuales es cada vez mayor.

Algunos incluso vaticinan que el valor del bitcoin alcanzará cifras astronómicas como 50.000 euros, 100.000 euros o incluso medio millón de euros. Más aún cuando el número máximo de bitcoins disponibles (21.000.000) se haya alcanzado.

Quizás estas cifras puedan parecer exageradas, pero hay que recordar que una vez el bitcoin apenas si alcanzaba unos pocos céntimos y acabó multiplicando su valor x200.000 en unos años. Nadie pensó en su día que estos valores podrían ser reales alguna vez.

Considerar el bitcoin como inversión es, sin duda, un riesgo que puede hacer perder y ganar mucho dinero. Pero lo que parece innegable es que parece que el uso de criptomonedas como monedas virtuales alternativas acabará generalizándose en no mucho tiempo, igual que acabaron generalizándose otras muchas nuevas tecnologías que eran casi desconocidas en sus inicios.

Deja un comentario