Cómo descargar y guardar libros de Google Books en formato PDF

Google Books es uno de esos interesantes servicios de Google que te permite acceder a un buen número de libros electrónicos directamente en la pantalla de tu ordenador, tablet o incluso en un smartphone.

Muchos de estos libros son de dominio público y puedes leerlos completos sin problemas, pero la cuestión es que para poder hacerlo normalmente necesitas estar conectado a Internet y acceder a books.google.com u otros servicios similares … ¿en serio? Vamos a ver un par de pequeños trucos que te permitirán descargar los libros y crearte un PDF que puedes consultar incluso cuando no tengas conexión a Internet.

Alguno de estos trucos funcionan a través de plugins sencillos y el segundo es algo más engorroso y requiere de ciertas dosis de paciencia, pero es infalible y funciona con cualquier navegador, Windows y Mac. Además verás que puedes utilizarlo no solo en Google Books, sino en otros servicios similares.

Google Books

Descargar libros de Google Books con Firefox

En el caso de Firefox, encuentras disponible un script para Greasemonkey. Greasemonkey es una extensión que te permite personalizar Firefox añadiendo utilidades extra, puedes instalarlo aquí.

Una vez que hayas instalado Greasemonkey, solo tienes que descargar este script. Cuando visites la página anterior verás un botón arriba a la derecha para instalar ‘Install’.

Una vez hecho esto, puedes visitar la página de Google Books que tenga el libro que quieras y verás un enlace de descarga justo a su izquierda.

Descargar de Google Books en Mac [Aplicación]

descargar google books
Si eres usuario de Mac, quizás te interese esta pequeña aplicación. Solo tienes que instalarla y ejecutarla. Copia y pega la URL de Google Books que te interese y la aplicación se encarga de la descarga automáticamente.
Google Book Downloader

Descargar libros de Google Books [Windows, Mac y todos los navegadores]

El truco en cuestión se basa en una idea muy simple, cualquier elemento que se encuentra en una página web que estés visitando se guarda de forma temporal en un archivo dentro de una carpeta ‘caché’. Estos archivos ‘caché’ se guardan en tu disco duro local para que el navegador se ahorre volver a descargarlos la próxima vez que visite la página en cuestión. Este es el uso principal de la caché, pero nosotros vamos a ver que se pueden aprovechar de otra manera.

1. Lo primero que tendríamos que hacer es abrir el navegador y visitar books.google.es y acceder al libro que nos interese leer más tarde sin conexión. Ábrelo de forma que aparezca la página 1 en pantalla.

2. En segundo lugar, vamos a abrir la carpeta o directorio donde están guardados los archivos de caché.

En el caso de Mac entra en tu directorio de usuario (tiene tu nombre de usuario Mac), luego Librería, Caches. Aquí encuentras muchos directorios más y, entre ellos, deben aparecer los de los navegadores que utilices, por ejemplo Safari, Google Chrome, Firefox. Entra en el directorio que corresponda al navegador que usaste en el punto 1.

En el caso de Windows, la carpeta donde esté la caché dependerá del navegador. Una opción rápida es utilizar Internet Explorer para nuestro ejemplo y abrir la carpeta C:\Documents and Settings\TU-NOMBRE-DE-ADMIN\Local Settings\Temporary Internet Files\

Una vez que hayas accedido a la carpeta de caché verás que, si la abres, está repleta de archivos con nombres extraños y diferentes tamaños.

3. Una vez que tienes el libro en pantalla, el siguiente paso sería eliminar el contenido del directorio donde está guardada la caché que acabamos de abrir. De esa manera eliminamos todos esos cientos o miles de archivos que aparecen en la carpeta o directorio de caché.

Para eliminar la caché en Chrome, selecciona Configuración (icono arriba a la derecha del navegador), Herramientas y Eliminar datos de Navegación. Verás que se abre una pequeña ventana preguntándote si quieres eliminar los datos más recientes o ‘desde el inicio de los tiempos’. Selecciona esta última opción para borrarlo todo.

Para borrar la caché en Internet Explorer: Accede al menú Herramientas, Opciones de Internet y Borrar Historial. Borra todo el periodo.

En el caso de Firefox: Selecciona el menú Herramientas y luego Limpiar el historial reciente. Asegúrate de eliminar toda la caché.

Cuando hayas realizado la operación correctamente verás que la carpeta que abrimos en el paso 2 está casi vacía porque la caché ahora no existe.

4. Este paso es el último y el decisivo, solo tienes que volver a activar la ventana del navegador que abrimos en el paso 1 y recargar la página con F5, Ctrl-R o el método que prefieras.

Al hacerlo verás como la carpeta de caché del paso 2 se va llenando de nuevo con archivos. Estos archivos contienen las páginas que conforman el libro que tienes abierto en Google Books en formato .PNG gráfico, aunque verás que los archivos no tienen esta extensión ‘png’ por defecto. Si quieres comprobarlo solo tienes que modificar el nombre del archivo y añadirle la extensión ‘.png’ justo detrás.

A medida que vayan apareciendo archivos en la carpeta caché puedes copiarlos en otra carpeta aparte para guardarlos o bien incluso utilizar una herramienta online que te permita crear un PDF a partir de los archivos PNG. Por ejemplo puedes utilizar pdfonline, o go2convert, aunque haciendo una búsqueda puedes encontrar muchos más.

Como ya dije al principio, puede ser algo engorroso y largo según el tamaño del libro en cuestión, pero después de un tiempo de trabajo te aseguras de poder leerlo tranquilamente directamente desde la caché de tu navegador más tarde aunque no dispongas de conexión a Internet.

What do you think?

2 Comments

Leave a Reply

Deja una respuesta