Haz más segura tu cuenta de Google con la Verificación de 2 Pasos

Tener una cuenta en Google a veces significa que tenemos información importante sobre nuestros trabajos y negocios y también información personal que no queremos que nadie pueda ver, de ahí que sea una buena idea tener una contraseña segura que la proteja lo más posible.

Sin embargo, ya sabes que el mundo del hacking es imprevisible y si alguien es capaz de introducirse en los servidores de organizaciones gubernamentales de todo el mundo tu cuenta personal no tiene por qué estar más segura.

Una forma de asegurarte un poco más es utilizar la Verificación de 2 Pasos que nos ofrece Google, básicamente se trata de tener una contraseña doble que proteja doblemente tu cuenta. Además de utilizar tu contraseña habitual, tendrás otra extra que te llegará personalmente a tu teléfono móvil. De esta forma, si alguien se hace con tu contraseña, no podrá entrar en tu cuenta a menos que también tenga acceso físico a tu teléfono móvil.

Para activarla, tienes que acceder a Google Accounts y hacer login con tu nombre de usuario y contraseña. Allí verás la opción ‘Uso de la verificación en dos pasos’.

Una vez que accedas, verás que Google vuelve a pedirte tu contraseña como medida de seguridad. De ahí saltarás a otra página donde tienes el botón que te permite configurar la Verificación en dos Pasos:

La forma de verificación puede ser o bien a través de un SMS o mensaje de voz automatizada o bien a través de una aplicación específica para Android, iPhone o Blackberry. La primera opción puede ser suficiente, pero si quieres también puedes buscar en la tienda de aplicaciones de tu smartphone y descargarte la aplicación correspondiente.

En este ejemplo veremos cómo hacerlo con un SMS normal y corriente, así que en la lista desplegable ‘Elige Opción’ selecciona ‘Mensaje de Texto o de Voz’, luego introduce tu número de teléfono y pulsa el botón ‘Enviar código’

Después de unos segundos recibirás en tu teléfono móvil un código compuesto por varios dígitos, introdúcelos en la casilla inferior que dice ‘Código’ y pulsa el botón ‘Verificar’.

De esta forma tan sencilla, configuras tu teléfono móvil para que pueda recibir códigos de Google y verificar que eres tú el dueño de tu cuenta Gmail o de cualquier otro servicio Google. Algo que agradecerás si alguna vez te encuentras con algún problema.

En el siguiente paso, verás que Google te ofrece una serie de 8 números extra. Estos números son códigos que puedes utilizar en el caso de que pierdas tu teléfono móvil o que no puedas utilizarlo por algún motivo. Apúntalos en algún lugar, a ser posible impresos en alguna hoja que puedas llevar en la cartera, por ejemplo, pero un archivo en el ordenador con estos números puede ser una mala idea en el caso de que alguien tenga acceso a tu computadora y pueda verlos.

Para finalizar, Google te pedirá otro número de teléfono más por si pierdes el primero. Como ves, las medidas de seguridad extra son varias. Este segundo número de teléfono puede ser uno fijo o quizás el de algún amigo de confianza, un familiar, etc.

Una vez llegado a este punto ya has terminado con la configuración, pero todavía hay un punto más.

En el caso de que tengas aplicaciones que utilices sin navegador tendrás que utilizar una contraseña extra que te dará Google, pero la buena noticia es que solo tienes que introducirla una vez, ni siquiera tienes que memorizarla o apuntarla en algún sitio. Las aplicaciones que se ven afectadas por esta contraseña son, por ejemplo, si accedes a Gmail a través de una aplicación para teléfono móvil o Outlook.