Cómo instalar WordPress – Guía tutorial de Instalación

Actualmente, WordPress se ha convertido en la plataforma para creación de blogs más popular del mundo. Pero no solo se limita solo al mundo de los blogs, también puedes encontrar multitud de webs personales, para empresas e incluso grandes corporaciones que se basan en este CMS. Su robustez, su seguridad, las actualizaciones frecuentes y la ingente cantidad de plugins disponibles son algunos de los puntos claves en su éxito, además de su ya largo recorrido en el mundo de la web. Recordemos que WordPress se lanzó allá por el 2003 nada menos.

Una de las ventajas de WordPress es lo sencillo de su instalación. No requiere conocimientos informáticos especiales ni demasiado tiempo. En pocos minutos puedes tener tu flamante blog o web preparada y con un aspecto y funcionalidades increíbles.

En este artículo vamos a desgranar qué posibilidades tienes para instalar WordPress de forma sencilla.

Antes de instalar WordPress

Antes de que instales WordPress es necesario que dispongas de una cuenta en una empresa de hosting y un nombre de dominio. Puedes encontrar muchas empresas que se dedican a vender espacio web y dominios. Elegir una u otra dependerá de tu presupuesto y de las visitas que esperes recibir. En un primer momento, para una web/blog nueva que no espere muchos visitantes, cualquier hosting compartido económico te puede servir para comenzar. Solo asegúrate de que ofrece PHP y MySQL.

 

Instalar WordPress desde el Panel de Control

Si tu servicio de hosting te ofrece un panel de control, es muy probable que tengas disponible algún módulo que te permita instalar WordPress de forma automática. Por ejemplo, en cPanel puedes encontrar Softaculus, que te permite instalar diferentes paquetes de software con unos pocos clicks. Simplemente selecciona el icono en el panel de control y sigue las instrucciones en pantalla.

Otros paneles de control ofrecen características similares, como MOJO Marketplace, Fantastico o QuickInstall y son iguales de sencillas de utilizar.

Durante el proceso de instalación encontrarás algunos campos importantes que debes rellenar, como el nombre del blog/web, la descripción, nombre de administrador y contraseña. Todo esto puede modificarse más tarde a través del Panel de Control de WordPress, menos el nombre del administrador. Este campo se puede llegar a modificar, pero no fácilmente, así que procura elegir bien este nombre. Es recomendable que no utilices como nombre de administrador palabras como ‘admin’ o ‘administrador’, porque esto aumenta la facilidad con la que alguien podría hackear el sitio.

 

En el caso de instalar WordPress desde el panel de control, todo se simplifica enormemente pero ¿qué ocurre si no tienes acceso al Panel de Control o no hay instalado un módulo que te facilite las cosas? En ese caso hay que remangarse y hacer las cosas a mano:

 

Instalar WordPress vía FTP

La forma alternativa de instalar WordPress que no va a fallarte es subiendo tú mismo los archivos a tu servidor a través de una cuenta de FTP. Tu empresa de hosting debe ofrecerte este acceso obligatoriamente para poder subir y bajar archivos a tu web.

Veamos el proceso:

1 Descargar WordPress

En primer lugar necesitas descargar la última versión de WordPress disponible desde aquí. Cuando descargues el archivo verás que se trata de un fichero comprimido ‘zip’ con un nombre similar a wordpress-4.9.4-es_ES.zip. Si haces un doble click sobre el archivo comprimido, verás que se descomprime y aparecen todos los archivos que componen la instalación de WordPress. Fíjate bien en qué carpeta están esos archivos.

 

2 Subir los archivos al servidor vía FTP

En segundo lugar necesitas un programa de FTP. Estos programas básicamente se conectan a tu sitio y te permiten arrastrar archivos desde tu ordenador a tu web o viceversa. Los datos de acceso deben ofrecértelos la empresa de hosting que tengas contratada.

Una vez que has conectado a tu sitio a través del programa FTP solo tienes que arrastrar los archivos descomprimidos en el punto anterior hasta tu servidor. Aquí debes tener mucho cuidado, porque no se trata de subir la carpeta que contiene a esos archivos descomprimidos, sino la lista de archivos en sí mismos (verás muchos con nombres de archivo como wp-login.php y tres carpetas llamadas wp-admin, wp-content y wp-includes). También debes tener cuidado con dónde las subes. Es probable que, al conectar a tu servidor, encuentres que existen varios directorios. Solo uno de ellos es el válido para instalar WordPress. Este directorio suele llamarse ‘www’ o ‘public_html’. Si no estás seguro, pregunta a la empresa de hosting.

También puedes instalar WordPress en un directorio concreto dentro de ‘public_html’, en el caso de que quieras que WordPress no se instale en la raíz de tu sitio web. Por ejemplo, para que WordPress funcione en ‘ejemplo.com/blog‘, solo tendrías que crear el directorio ‘blog’ dentro de ‘public_html’ y copiar los archivos de WordPress allí.

 

3 Crear una base de datos

El último paso es crear una base de datos MySQL (o MySQL databases en inglés). Esta base de datos es necesaria porque allí se va a guardar casi toda la información sobre tu blog/web, contenido de las páginas, diseños, etc. Para ello debes acceder al panel de control de tu web y buscar la opción que te permita crear una base de datos. En ocasiones encontrarás un ‘wizard’ o ‘asistente’ que crea la base de datos por ti dando solo unos pocos clicks. También puede ocurrirte que no tengas acceso a un panel de control o que no disponga de una opción para crear bases de datos. En ese caso, tendrías que ponerte en contacto con la empresa de hosting y pedirles que creen ellos la base de datos por ti.

En el caso de cPanel, encontrarás algo similar a esto:

Crear una base de datos es tan sencillo como hacer click sobre ‘Crear base de datos’ (o similar, puede cambiar según el panel de control) y asignarle un nombre.

Una vez que has creado la base de datos, necesitas crear un usuario. Los usuarios son, como su nombre indica, los que pueden usar las bases de datos. Si no creas ningún usuario, entonces nadie podría utilizar la base de datos, y WordPress tampoco. Igual que un teléfono móvil necesita alguien que lo utilice.

En el mismo panel de control encontrarás una sección de usuarios y una opción para crear uno nuevo. Entonces tienes que rellenar:

  • Nombre del usuario (el nombre de tu web o uno cualquiera)
  • Contraseña (puedes elegirla tú pero también es posible que te ofrezcan una sugerencia). Procura que la contraseña sea compleja, compuesta por números, letras mayúsculas y minúsculas y símbolos. Es probable que aparezca un indicador mostrando la fortaleza de la contraseña, procura que no sea débil. Apunta bien esta contraseña en algún sitio por si la necesitas alguna vez.

De esta forma tan sencilla creas una base de datos y un usuario. Ahora solo necesitas un tercer paso y es asignar el usuario a la base de datos. Como darle un teléfono móvil a una persona que lo acaba de comprar.

Encontrarás una sección que sea ‘Asignar usuario a la base de datos’ (o un mensaje similar). Este paso es muy sencillo, porque solo tienes que seleccionar la base de datos que creaste antes y el usuario que acabamos de crear.

Verás una pantalla en la que te preguntan por los ‘privilegios’ del usuario, es decir, qué es lo que puede hacer ese usuario con la base de datos. Queremos que WordPress tenga acceso completo a la base de datos así que selecciónalo todo.

 

4 Activar WordPress

Una vez realizados estos pasos, ya solo queda el último: activar WordPress por primera vez.

Para ello, solo tienes que acceder a tu web en un navegador. Verás una pantalla similar a esta:

En esta pantalla de configuración debes indicar:

  • El nombre de la base de datos que creaste anteriormente
  • El nombre de usuario (para la base de datos) que creaste anteriormente
  • La contraseña que apuntaste en el paso anterior (porque la apuntaste ¿verdad? si no, tendrás que crear otro usuario nuevo)
  • El servidor de la base de datos. Normalmente será ‘localhost’, aunque tu empresa de hosting puede tener una configuración diferente a la habitual. En este caso tendrías que preguntarles si ves que no funciona.
  • Prefijo de la tabla. Normalmente, las tablas de la base de datos donde se va a guardar la información de tu blog/web comienzan por ‘wp_’. Por motivos de seguridad podrías cambiarlo a cualquier otra cosa seguido de un guión, aunque no es necesario.

 

Una vez que has rellenado los campos anteriores, pulsa en botón Enviar y verás esta otra pantalla:

Aquí tienes que rellenar algo de información:

  • Título del sitio: El nombre que va a tener tu blog/web
  • Nombre de usuario administrador para acceder a tu blog: evita ‘admin’, ‘administrador’ o similar. Elige un nombre diferente por motivos de seguridad.
  • Contraseña: Procura que sea difícil de adivinar. Esta contraseña no tiene que ver con la de la base de datos anterior, será la contraseña que usarás para acceder a tu blog/web.
  • Tu correo electrónico: este campo es importante, porque aquí te llegará información que puedes necesitar, como la forma de recuperar la contraseña si la has perdido.
  • ‘Permitir que mi sitio aparezca en motores de búsqueda como Google …’. Esta casilla, aunque pequeña, es importante. Si la activas, tus páginas podrán ir a parar al índice de Google y otros buscadores. Si la desactivas, los buscadores ignorarán tu sitio y no indexará tus páginas. Normalmente vas a querer mantenerla activada.

Si todo ha salido bien, verás un mensaje en pantalla indicándote que la instalación ha tenido éxito. En caso contrario verás algún mensaje de error y quizás tengas que volver atrás a alguno de los pasos para repetirlo. Normalmente encuentras errores al teclear el nombre o la contraseña de la base de datos, pero rara vez es algo que no se solucione fácilmente.

Deja un comentario