Los mejores ordenadores portátiles para producción musical de todos los precios

Lo bueno de los ordenadores portátiles es precisamente su portabilidad. Allá donde vayas puedes llevar debajo del brazo tu ocio o tu trabajo informático. Si te dedicas al terreno de la producción musical también existe un buen número de opciones portátiles para producir tu música allá donde estés de forma sencilla, ya lo hagas de forma profesional o por afición.

Qué necesito para tener un buen ordenador portátil para producción musical

Básicamente vas a necesitar dos cosas, una de ellas es mucha memoria RAM (o, al menos, una unidad SSD que permita mover datos rápidamente sin sobrecargar el sistema) y un buen procesador capaz de gestionar la potencia que va a requerir el software de edición de audio.

Los actuales procesadores de Intel i5 o i7 son más que suficientes para este trabajo, o los AMD Ryzen especiales para equipos portátiles.

En el caso de la memoria RAM, mientras más tengas instalada, mejor. Actualmente 16GB serían una buena opción, aunque 8GB (sobre todo combinados con una unidad SSD) pueden hacer el trabajo.

También tienes que tener en cuenta que el software de edición de vídeo ocupa mucho espacio de almacenamiento. Aparte del software probablemente vas a instalar plugins, efectos de sonido, demos, loops y muchos otros elementos que van a consumir rápidamente un disco duro o SSD pequeños. Una unidad externa puede ayudarte en muchos casos, pero ten en cuenta que aunque te vaya a desahogar el espacio disponible, pueden ser unidades de acceso más lento a menos que las conectes a puertos rápidos como Thunderbolt o similares.

El resto de consideraciones pueden ser secundarias, no vas a necesitar una buena tarjeta gráfica. Ni siquiera una buena tarjeta de audio, porque probablemente vas a utilizar algún dispositivo externo que haga la tarea.

 

Los mejores ordenadores portátiles baratos para producción musical

Estos ordenadores portátiles rondan los 1.000-1.500 euros, pero son soluciones suficientes para edición musical en la mayoría de los casos.

MacBook Air de 13 pulgadas

El MacBook Air es una buena opción para comenzar. Es un portátil muy robusto y resistente fabricado en aluminio y apenas si se calienta con el trabajo intensivo en comparación con otros portátiles. Puedes encontrarlo en varias configuraciones con procesadores i5 o i7 y todos vienen con unidades SSD desde 128GB.

Lo bueno es que los Mac ya vienen con un editor de audio, el GarageBand suficiente para comenzar. Si quieres algo más profesional puedes saltar a Logic Pro X.

El precio comienza alrededor de los 1.000 euros.

Microsoft Surface Pro 4

Lo interesante de este ordenador portátil es que se trata de un equipo muy versátil. El precio es algo menor al del MacBook Air, comienza alrededor de los 800 euros, pero a ese nivel utiliza procesadores Intel i3. Si quieres subir de nivel puedes llegar a un i7 con 1TB de SSD y 16GB de RAM, pero te costará alrededor de 2.500 euros.

Una ventaja aquí a la hora de editar el audio es la pantalla táctil incorporada, que puede facilitarte algunas operaciones mientras trabajas.

Dell XPS 13

El precio de inicio de estos equipos ronda los 1.100 euros. Vienen en una carcasa fina y ligera y lo puedes encontrar con varias configuraciones posibles. La versión más básica ya incorpora un Intel i7 y una pantalla a 1080p. Si quieres un SSD o aumentar la memoria el precio sube a alrededor de los 1.500 euros.

 

Ordenadores portátiles de gama alta para producción musical

Si tienes algo más de dinero, te pueden interesar estas otras opciones:

MacBook Pro

El precio comienza alrededor de los 1.200 euros. Aquí tienes para elegir entre pantallas de 13 pulgadas y pantallas de 15 pulgadas, la segunda opción va a encarecer el precio, pero vas a tener más superficie a la hora de editar audio, algo que se agradece.

La versión más alta de 13 pulgadas ronda los 2.000 euros, pero viene con una unidad SSD bastante amplia y un procesador i5 de cuatro núcleos. Si quieres saltar a las 15 pulgadas y a procesadores i7 de seis núcleos, prepárate a subir por encima de los 2.500 euros.

 

Razer Blade 15

Este ordenador comienza con un precio por encima de los 1.500 euros.. Las versiones más altas incluye procesadores i7 de última generación con 16GB de RAM que puedes ampliar hasta los 32GB.

Incluye en el precio tarjetas gráficas potentes para portátiles, algo que no vas a aprovechar realmente para la producción musical, y pantallas 1080p 4K, algo que sí que puedes llegar a aprovechar mientras estás editando audio.

 

Dell Alienware

Aunque los ordenadores Alienware están originalmente diseñados para rendir en el terreno de los videojuegos, lo cierto es que puedes aprovechar su potencia para la producción musical y asegurarte así de que no te vas a quedar corto.

Aunque sus precios básicos suben apenas por encima de los 1.100 euros, si quieres algo más de potencia como procesadores i7, unidades SSD y mucha RAM, el precio se va a disparar obviamente. Lo interesante es que tienes muchas opciones de configuración y puedes ajustar las características y el precio a tu medida.

 

El otro hardware que vas a necesitar

No olvides que estos ordenadores portátiles no incluyen tarjetas de audio profesionales, ni entradas de audio profesionales. Por lo tanto, se va a hacer imprescindible utilizar dispositivos externos como interfaces de audio capaces de captar sonido proveniente de micrófonos, guitarras y otros instrumentos.

Una opción popular y compatible con PC y Mac es la Focusrite Scarlett con un precio que puede rondar los 100 euros o las soluciones de M-Audio por un precio similar.

Pero si quieres algo más profesional tienes alternativas como la RMA Madiface que se dispara hasta los 1.000 euros.

Aunque también tienes opciones intermedias solo tienes que tener en cuenta dos cosas a la hora de elegir la correcta.

Una de ellas es la conexión (USB 2, USB 3, Thunderbolt, …) porque no todas van a ser compatibles con el portátil que hayas elegido.

La otra es la cantidad de instrumentos que vas a necesitar conectar simultáneamente. Algunas de estas interfaces de audio solo disponen de una entrada, suficiente para la mayoría de los casos. Pero hay quien necesitará conectar a la vez dos o más instrumentos o micrófonos. Muchas veces la diferencia de precio entre una interface y otra no influye apenas en la calidad de audio, sino en las entradas disponibles.

Deja un comentario