Por qué tu conexión Wi-Fi es lenta y cómo arreglarlo

Hoy día todo el mundo quiere Wi-Fi, si no lo tienes, parece que no estás en el mundo (digital y virtual) y solo en el mundo real y ¿te parece poco? Es un signo de los tiempos. Por eso, el hecho de que tu conexión Wi-Fi (o la del vecino, según los casos) vaya lenta puede llegar a desesperarte. Veamos lo que puedes hacer al respecto:

¿Es tu conexión Wi-Fi realmente lenta?


Antes de comenzar deberías preguntarte si realmente tu conexión Wi-Fi es lenta o es simplemente la red a la que estás conectado.

Comprobarlo puede ser sencillo si dispones de un ordenador con conexión por cable Ethernet:

  • Conecta tu computadora directamente al router usando un cable Ethernet
  • Conecta un extremo del cable a tu ordenador y el otro a cualquiera de los enchufes Ethernet amarillos en la parte posterior del router
  • Realiza una prueba de verificación de velocidad en un navegador (hay muchos disponibles: https://www.google.com/search?q=test+velocidad+internet)
  • Una vez concluido el testo, desenchufa el cable Ethernet y repite la prueba utilizando la conexión WiFi.

Esto te permitirá comparar ambas velocidades.

Si las velocidades son iguales entonces el problema de lentitud es de tu conexión a Internet. Si el test Wi-Fi es más lento, entonces ya sabes que existe un problema con el Wi-Fi.

Una vez que lo tenemos claro, podemos probar todo esto:

La posición del router

Muy probablemente, un día instalaste el router en el lugar que te pillaba más cerca de enchufes y conectores. Esto parece práctico en principio pero en realidad estás instalando el router en un lugar al azar desde el punto de vista de la conexión inalámbrica.

No solo influye la distancia entre el router y los dispositivos que se conectan a él inalámbricamente. También influye el hecho de que haya obstáculos cercanos, muros o que coloques el router en el suelo, por ejemplo.

El metal y el cemento bloquean mucho las señales Wi-Fi, por eso es buena idea no interponer estos materiales entre el router y los dispositivos. Al igual que otros obstáculos como macetas o muebles.

La distancia del router

La distancia del router también es un factor a tener en cuenta. Cuanto más lejos esté el router, más débil será la señal que llegue a los equipos. Lo ideal es instalar el router en un lugar central de la vivienda para que todas las habitaciones reciban una cantidad de señal similar.

Interferencias inalámbricas

Al estar rodeados de aparatos electrónicos y antenas emisoras, el número de interferencias se dispara y puede provocar que la señal de tu router sea menor. Aparatos electrónicos, otros routers Wi-Fi de vecinos, torres de telefonía son algunos ejemplos.

Puedes probar a modificar la posición del router hasta encontrar que la cantidad de señal mejora.

Microondas

Los hornos microondas pueden provocar interferencias en las redes Wi-Fi. Si estás cerca de una cocina, bar o restaurante, es posible que las ondas que emiten estos hornos interfieran con las de tu router.

Luces navideñas

Aunque parezca raro, algunas ristras de luces LED típicas en Navidad pueden provocar interferencias ya que producen un campo electromagnético que interactúa con la señal Wi-Fi.

Otros tipos de luces pueden causar interferencias igualmente. Por eso es mejor situar el router lejos de fuentes de luz artificial.

Vecinos utilizando tu Wi-Fi

Otro de los motivos que pueden enlentecer tu red Wi-Fi son los vecinos. Sí, esos vecinos que se conectan a tu red inalámbrica, quizás para ahorrar el pagar una conexión, quizás porque se conectaron automáticamente a tu red y no se dieron cuenta.

Pero, aparte de eso, también puede ocurrir que el router Wi-Fi de tu vecino esté operando en el mismo canal que tu router. Existen 14 canales en el rango de los 2.4GHz en el que se mueve la señal Wi-Fi, si tu vecino y tú estáis utilizando el mismo rango, esto puede ser una causa de lentitud en la conexión inalámbrica.

Puedes modificar el canal Wi-Fi en el panel de control de tu router. Prueba a cambiar entre diferentes canales para ver si hay un impacto positivo en la velocidad de conexión.

Otros usuarios del Wi-Fi en tu casa

Por último, es posible que otros usuarios del Wi-Fi en tu casa estén utilizando la red pero no eres consciente de que la usan para descargar archivos grandes, películas, audio o quizás estén jugando a un videojuego que necesite utilizar bastante ancho de banda.

 

 

Cómo mejorar la señal WiFi

Reconecta tu conexión Wi-Fi

Una posibilidad que tienes para recuperar una velocidad de conexión inalámbrica decente es re-engancharte a la red:

1. Ve a “Panel de control”.

2. A continuación, ve a “Red e Internet” y luego a “Red y uso compartido”.

3. Ahora haz clic en “Administrar redes inalámbricas”.

4. En esta pantalla, elimina todas las conexiones inalámbricas haciendo “clic derecho” sobre ella y selecciona “Eliminar red” en el menú desplegable.

5. Después de hacer esto, cierra las ventanas abiertas y reinicie la computadora.

6. Una vez que la computadora esté completamente recargada, busca las “redes Wi-Fi”.

7. Haz clic en la red disponible a la que desea acceder y seleccione “conectar”.

8. Tarda un momento, pero luego te pedirá que proporciones una contraseña para su conexión Wi-Fi. Escriba la contraseña y haga clic en el botón “conectar”.

Cambia de servidor DNS

El servidor DNS puede llegar a tener impacto en la velocidad de conexión. El router usará el servidor DNS configurado por defecto, pero no siempre puede ser la mejor opción. En este caso, el servidor DNS afectaría tanto a la conexión inalámbrica como a la conexión por cable, así que la mejora podría ser general.

  1. Abre la página de configuración de tu router desde el navegador
  2. Ve a Configuración DHCP e introduce los valores para los servidores DNS

Por ejemplo, puedes utilizar los de Google:

  • DNS Primario: 8.8.8.8
  • DNS Secundario: 8.8.4.4

FreeDNS:

  • DNS Primario: 37.235.1.174
  • DNS Secundario: 37.235.1.177

Cloudflare:

  • DNS Primario: 1.1.1.1
  • DNS Secundario: 1.0.0.1

Luego reinicia el router y testea si ha mejorado la velocidad de conexión.

 

Qué otras cosas puedo hacer

  • reinicia tu dispositivo y enrutador
  • comprobar si hay actualizaciones de software
  • borra las cookies y los navegadores de tu dispositivo
  • reinicia tu navegador
  • cierra cualquier programa que no estés usando

Después de realizar estos pasos, prueba a medir de nuevo la velocidad de conexión par comprobar si ha mejorado.

Deja un comentario